Esta pareja se casó en una helada montaña repleta de nieve. Hicieron una ceremonia increíble, la cual fue grabada por un Go Pro.

No, no la grabó un fotógrafo profesional, ni un amigo, ni familiar, la grabó su perrita Ryder.

“El 2 de noviembre de 2014, Addie y yo nos casamos en la cima de la Montaña Roan, en 60 centímetros de maravillosa nieve. Fue frío y mágico. Nuestra perra, Ryder, insistió en filmar el video de la boda, así que la dejamos hacer lo suyo. Se tomó un tiempo para editar el material, pero creo que hizo un excelente trabajo” escribió Marhall Burnette en el video que compartió en YouTube hace unos días atrás.

El vídeo lleva más de un millón de vistas.