Lo curioso es que se comió hasta la cáscara de la sandía. El chico originario de Melbourne, Australia causó ha causado sensación en las redes sociales desde el sábado 2 de enero al aparecer en un vídeo comiendose una enorme sandía.

El «chicho sandía» fue captado mientras se encontraba en el público de un partido de cricket. Durante el partido, el chico agarra la fruta y se la comienza a devorar.

El menor resultó ser el hijo del locutor de radio llamado Tony Schibeci, él due quien logró captar en una fotografía la etapa final de la ingesta de sandía que sorprendió a millones de usuarios.

Screen Shot 2016-01-05 at 10.57.56 AM.png