Tips-para-que-tu-cabello-crezca

Las mujeres anhelamos tener un cabello sano y largo. A veces nos cortamos el cabello y sentimos que esperamos y esperamos y nunca crece. Este puede ser tu caso.

La alimentación es poderosa, es importante que te concentres en ella y así traerá los resultados que esperas en tu cabello.

Acá te damos una lista de alimentos que debes incluir a tu dieta alimenticia para logar que tu pelo crezca inmediatamente.

Salmón:

seared-salmon-raw.jpg

Es rico en vitamina D y proteínas, pero también contiene ácidos grasos omega-3 que promueven el crecimiento del cabello, manteniendo su cuero cabelludo sano.
Pimientos amarillos:

Es impresionante, pero tienen más vitamina C que la misma naranja. Esta vitamina es antioxidante lo que ayuda a fortalecer los folículos del eje del cabello y evita que sea quebradizo.

Ostras:

205H3.jpg

Las ostras están cargadas de zinc – a sólo tres onzas contienen 493 por ciento de su valor diario.

Huevos:

Los huevos son una excelente fuente de omega-3, contienen biotina (que mucha gente que está tratando de hacer crecer el cabello toma en forma de suplemento). Es importante que estés consiente que no es la clara de huevo que hará que su pelo largo y hermoso, es la yema. Comer demasiadas claras de huevo en realidad puede bloquear la absorción de la biotina en el cuerpo, causando un agotamiento de este micronutriente.
Semillas de girasol:

Beneficios-de-las-semillas-de-girasol-2

Las semillas de girasol contienen bastante vitamina E, lo que mejorará el flujo sanguíneo en el cuero cabelludo y promover el crecimiento del cabello más rápido.

Los aguacates:

Debido a su alta concentración de ácidos grasos esenciales que se encuentran de forma natural en las células de la piel (que ayudan a mantener la piel suave y flexible), los aguacates son un secreto de belleza anti vejez. Las mascarillas de aguacate son super recomendadas.

Almendras:

ALMENDRAS

Estos frutos secos hará que tu cabello crezca más rápido y más grueso debido a su alto contenido de biotina. Una taza contiene casi un tercio de su requerimiento diario. Al mes de incorporarlas a tu dieta notarás la diferencia.