Es tan inusual que solo sucede en 1 de cada 80,000 nacimientos. Robin Baker fue la fotógrafa que captó este momento.

Uno de estos mellizos, nació en «manto» o completamente adentro del saco amniótico. Se dice que nacer «en manto» indica que el bebé tiene un destino de grandeza.

 

Otro dato curioso es que el 75% de los mellizos que nacen en Estados Unidos, lo hacen por cesárea. Además, este parto fue no asistido.  Fue tan rápido que el obstetra/ginecólogo y su equipo llegaron después de que los bebés nacieran.

Baker lleva más de 70 nacimientos fotografiados y afirmó que nunca había visto a unos padres tan tranquilos.

Mira la galería con hacer clic aquí: