lavar-ropa-interior

¿A qué nunca te has hecho esta pregunta? Seguramente si, y es que las mujeres siempre  batallamos con la ropa interior de color blanco. No es tan sencillo como meterlas en la lavadora y dejar que haga lo suyo.

Sabrás que no hay nada mejor que lavar la ropa blanca a mano y los bra o panties no son la excepción. Hay ciertas manchas que son imposibles de quitar en la lavadora, por lo que es más recomendable e higiénico hacerlo por la técnica convencional: a mano.

Los panties de encaje, bra con push up y tangas siempre requieren de más cuidado al momento de su lavado.

Lee también: Diez preguntas sobre tu ropa interior que no te atreves a hacer 

Si tienes temor a dañar tu ropa interior, si alguna vez haz arruinado más de un pantie o bra o si quieres saber cómo dejar limpia y reluciente tu ropa íntima estas recomendaciones son para ti:

#1 Nunca las laves o enjuagues con ropa interior de color

Haz de cuenta que debes separar siempre los colores intensos con las de color negro y aparte lavar la blanca. Tal y como haces con la ropa convencional en la lavadora. No las mezcles, esto podría provocar que tu ropa blanca acabe rosada, roja o azul.

thumb400x300-p_193.jpg

Antes de lavar, sepárala.

#2 Utiliza detergente para ropa delicada

No debes usar lo que sea o lo que tengas. Busca un detergente para ropa delicada y ocúpalo solo para eso. Recuerda que debes quitárselo muy bien con agua abundante para evitar infecciones.

#3 Utiliza vinagre

El vinagre es un blanqueador por excelencia. La ropa te quedará resplandeciente, hasta la sentirás más limpia.

18255232914_ae9a180d34.jpg

Con un chorrito bastará.

#4 No las guardes sucia.

Es importante que no acumules tu ropa íntima sucia, esto podría provocar que las manchas nunca salgan.

 

#5 Utiliza de preferencia agua fría.

Si puedes usar agua caliente o tibia, sin embargo el último enjuague que les des hazlo con agua fría.

grifo-focus-s-hansgrohe.jpg

 

Dependiendo de cómo laves tu ropa interior puede alargar o acortar su tiempo útil.

Lee también: Repercusiones de la ropa apretada en el embarazo.