Hace algunos años, debatimos sobre el vestido azul que parece blanco. Hoy vuelve hacer polémica un vestido, solo que esta vez es de color naranja o amarillo mostaza.

Muchos comentaristas se indignaron porque Naomi Shimada está lejos de ser una talla grande, simplemente es normal. Sin embargo, aparecieron otros que, por su parte, se indignaron ante la ‘fobia’ que parece tener la gente hacia este tipo de tallas.

ASOS, ante la polémica creada, no solo editó la descripción sino que respondió a sus comentaristas indignados con un «Tenéis toda la razón, error nuestro, hemos arreglado el post. #abajolasetiquetas«. Una decisión que, de nuevo, no satisfizo a todo el mundo.