Screen Shot 2016-07-22 at 10.47.17 AMPonerse o no implantes de senos, es una decisión de cada mujer, sin embargo para Crystal, la tercera esposa del creador de PlayBoy, Hugh Hefner fue una pesadilla, luego de alcanzar la talla 34 D.

La chica explica que todo comenzó con molestias en la vejiga y sensaciones de fatiga.

Sin embargo, los problemas empezaron a agudizarse cuando, la modelo de 30 años, llegó a perder la memoria.

Más tarde, Crystal empeoró debido a problemas en la tiroides, dolores insoportables en la espalda y hombros, así como diversas alergias. Durante un tiempo, tuvo que cancelar invitaciones de trabajo por sentirse sumamente agotada.

“La fatiga era tan severa que apenas podía salir de la casa o manejar. Tenía miedo de llegar hasta allí en frente de una multitud y que yo quedara en blanco con la niebla cerebral”, compartió la mujer en Instagram.

Screen Shot 2016-07-22 at 10.47.07 AM

Luego de realizarle múltiples exámenes, los doctores encontraron que los implantes mamarios podrían relacionarse a todos sus síntomas. Al estar fabricados con silicona y solución salina, podrían haberse descompuesto en sustancias químicas que estaban destruyendo su cuerpo.

En junio de este 2016, tras ocho años con los implantes, la mujer decidió acudir al hospital para someterse a una cirugía de extracción. “Me estaban envenenando lentamente”, publicó en su cuenta de Facebook.

El pasado 19 de julio, Crystal dio a conocer en sus redes sociales una fotografía en el hospital, tras la intervención quirúrgica. Enseguida, aseguró en Facebook, sus dolores de cuello y espalda se fueron para siempre.

Screen Shot 2016-07-22 at 10.46.51 AM

La hermosa modelo afirma que en esta nueva etapa de su vida está aprendiendo a abrazar su belleza natural. Tras lo que vivió, ahora quiere que su historia sirva para otras mujeres.

Ahora, la ex conejita de Playboy asegura sentirse “más sana y más feliz”.

Screen Shot 2016-07-22 at 10.46.40 AM