Marcas

Sin duda, Michael Phelps es uno de los grandes nadadores que ha dejado huella a través de la historia. El deportista más laureado de los Juegos Olímpicos, agigantó todavía más su leyenda al conquistar su vigésimo tercera medalla, la decimonovena de oro.

Con una actuación soberbia y trascendental el tiburón de Baltimore condujo al triunfo al equipo norteamericano en la final del relevo 4×100 libre, para recuperar el trono que habían perdido en Londres 2012. No podemos dejar de mencionar que esta es la quinta vez que Phelps asiste a unas olimpiadas.

Al parecer Phelps utiliza la versión más dolorosa de la terapia, que requiere calor.

Además del éxito del nadador, hubo algo que llamó mucho la atención, y son unos enormes y extraños círculos rojos en su espalda.

Phelps no es el único que las tiene, también otros atletas que participan en Río 2016.

La explicación es que se somete a método que consiste en aplicar ventosas -vasos de vidrio- calientes sobre la piel para crear succión e introducir calor en el organismo, es un antiguo tratamientollamado «ventosaterapia».

Quienes apoyan que esta forma de medicina alternativa aseguran que ésta promueve la circulación sanguínea para disminuir una serie de trastornos médicos, como la hinchazón y el dolor.

Alex Naddour y otros atletas de EE.UU. aseguran que la terapia les ayuda.
Alex Naddour y otros atletas de EE.UU. aseguran que la terapia les ayuda.

La terapia puede llevarse a cabo de dos formas: la seca, que sólo lleva a cabo succión, y la mojada, que usa una combinación de succión y sangrado controlado.

El método requiere encender un algodón empapado en alcohol e introducirlo en la ventosa. Cuando las llamas se extinguen se coloca el vaso boca abajo sobre la piel del paciente.

Debido a la combustión del oxígeno se crea un vacío dentro de la ventosa que al ser colocada sobre la piel provoca una succión, lo cual conduce al enrojecimiento de la piel por la expansión de los vasos sanguíneos.

Pero Phelps, tal como se muestra en su anuncio, parece estar utilizando la versión antigua, que requiere calor y es más dolorosa.