A veces preferimos no arriesgarnos y optamos por utilizar siempre las mismas prendas. En cuanto aretes, usamos los más pequeñitos y de un solo tono, para que combinen con todo.

Sin embargo, es bueno salir de nuestra zona de confort en cuanto accesorios y optar por unos que nos hagan sentir como toda una celeb. No te imaginas el cambio que le puede dar un accesorio a tu look.

Anímate a usar aretes grandes, aquí te decimos cómo y cuando usarlos:

De piedras y brillos 

Puedes utilizarlos para una ocasión más formal, como por ejemplo una cena o una fiesta en la noche. Si llevas el brillo en tus aretes, no lo lleves en tu ropa.

5256849d83d2feb55df6cbfc6228ff19

Extremadamente grandes

Si las modelos se atreven a usarlos, por qué no lo vas a hacer tú. Lo importante es que, para que te sientas más cómoda, los uses con ropa escotada y sin ningún collar.

faf44629e33efbe7c8e45eefcc7368e0

Con texturas

Este tipo de aretes son excelentes para blusas sin hombros o para camisas desmangadas. Ideales hasta para un fin de semana.

7d641325aa57bb5e7bee23342b6bf8e5

De aros

Este tipo de aretes son casuales, apropiados para la oficina. Sin embargo, no abuses de ellos. Es recomendable que, aunque den con todo tipo de ropa, no utilices siempre los mismos.

0d44c23a9c236a1cce39d2992fb42f40

Con collar

Si quieres probar esta excéntrica combinación, hazlo, pero úsala con ropa negra, café o beige.

2fda9c1ad55cddd6a72b2b058768955a