Close-up of a mother loving her beautiful eight months baby boy looking at camera. This image has been photographed with a Canon 5D Mark II and developed from raw file. url=file_search.php?action=file&lightboxID=4800362][img]http://02b5b0c.netsolhost.com/stock/banniere4.jpg[/img][/url]

Cuando tienes tu primer bebé, todo es nuevo para ti. Hay un mundo de dudas en tu cabeza, y  tu mayor preocupación, es el bienestar de ese pequeñito que acabas de traer al mundo.

Algunas veces, puede ser un poco abrumador este cambio, por eso, mientras más ayuda tengas mejor, y aún mejor si puedes rodearte de cosas que te faciliten el cuidado de tu bebé.

Por tal razón, te traemos algunas recomendaciones de artículos que te harán sentir más tranquila y te ayudarán en medio del aprendizaje de ser mamá:

  1. Una libretita para anotar las horas en que tu bebé se alimenta.

en-tu-honor-madre_galeria_portrait

Entre las pocas horas de sueño y el cansancio que puedas sentir, es difícil recordar todo. Llevar un registro de las horas en que tu bebé come, las cantidades que toma, cuándo hace sus necesidades e incluso cundo le das algún medicamento, te va a ser de mucha utilidad.

Tener estos datos anotados, te servirá para entender mejor a tu bebé cuando llora e incluso crearle una rutina. También, le servirá de referencia a otras personas que lleguen a ayudarte o bien, cuando vayas al pediatra.

  1. Una esponja especial para colocar en la bañera de tu bebé.

La hora del baño es un momento muy especial para compartir con tu bebé. A la vez, para una mamá primeriza, bañar al pequeñín puede generarle algo de estrés por el temor de que se resbale y se lastime.

Colocar una esponja especial para el fondo de la bañera te dará mucha más confianza de tener el control mientras lo bañes.

  1. Un cortaúñas con un mango grueso que te permita un buen agarre.

1-49009_ps2

Si la hora del baño puede dar un poco de nervios al principio, cortar las uñas de tu bebé se lleva el primer lugar.

Existen un sin número de modelos de cortaúñas para bebés, sin embargo, los de mango grueso te permiten tener un mejor agarre y control.

Para que te sientas más tranquila y logres tener mayor práctica y  confianza en hacerlo, un buen momento es cuando el bebé se duerme.

  1. Dosificadores de fórmula.

Cuando ya estás en la etapa de dar leche de fórmula, los dosificadores son muy útiles. Comúnmente se utilizan cuando sales a pasear con tu bebé, pero si tu hijo es de aquellos que se levantan durante la noche para comer, dejar las raciones ya listas te ayudará a atenderlo más rápido sin cometer errores.

  1. Platitos anti resbalantes.

mantel-para-ninos-con-plato

Cuando tu bebé ya se puede sentar para comer papillas y cereales, tener platitos cuyas bases sean ventosas que hagan que se queden pegados a la mesa, te ayudará a que no ocurran tantos desastres con la comida volando por todos lados.

  1. Un buen monitor.

Puede sonar obvio, pero definitivamente un buen monitor es algo que te dará paz y tranquilidad al poder observar a tu bebé. Al adquirir uno, es importante que este tenga buena visión nocturna y que no dependa de la red de internet de tu casa.

  1. Flotadores con sombrilla

flotador-bebe

La experiencia de meter a tu bebé en la piscina es algo incomparable y poder disfrutarlo estando tranquila de que está seguro es primordial. Los flotadores con sombrilla son una gran alternativa, pues no solo tu hijo está seguro, si no que también le cubren de los dañinos rayos solares.