screen-shot-2016-10-10-at-2-54-57-pm

Si eres papá o mamá de una niña, seguramente más de alguna vez te ha pedido un traje de su princesa de Disney favorita. Este fue el caso de Nefi García, un joven que descubrió el arte que traía en sus manos cuando una de sus hijas le pidió que le comprara un disfraz.

No cabe duda que Nefi trae arte en sus manos. Al ver las fotografías de sus diseños simplemente te enamorarás…

Esta historia inició cuando él y su familia estaban planeando un viaje a Disney World, y una de sus hijas le pidió un traje de princesa para asistir al parque. Nefi en lugar de ir a una tienda a conseguir uno, decidió hacer él mismo un disfraz de hada, y el resultado fue increíble.

screen-shot-2016-10-10-at-2-54-42-pm

El chico empezó a mostrar los vestidos y tuvo tanto éxito que cada vez más personas empezaron a interesarse en sus creaciones.

screen-shot-2016-10-10-at-2-55-36-pm screen-shot-2016-10-10-at-2-55-13-pm

«Comenzaron a llamarme para hacer trajes, así que renuncié a mi trabajo como gerente de venta al por menor para centrarme en hacer esto a tiempo completo», afirma el joven.

No solo le encanta diseñar, si no que se divierte junto a su esposa recreando personajes de Disney.

screen-shot-2016-10-10-at-2-35-10-pm

Sus looks son impactantes…

 

El tiempo que le lleva hacer cada disfraz es de 12 a 40 horas. El chico trata de no dejar para otro momento un vestido o hacer varios a la vez, para que la creatividad se desarrolle al máximo en cada diseño y no pierda la inspiración.

En su Instagram @designerdaddy tiene más de 150,000 seguidores.

screen-shot-2016-10-10-at-2-52-08-pm screen-shot-2016-10-10-at-2-34-10-pm screen-shot-2016-10-10-at-2-34-21-pm screen-shot-2016-10-10-at-2-34-34-pm screen-shot-2016-10-10-at-2-34-43-pm screen-shot-2016-10-10-at-2-34-52-pm   screen-shot-2016-10-10-at-2-35-20-pm  screen-shot-2016-10-10-at-2-35-48-pm screen-shot-2016-10-10-at-2-36-04-pm

 

¡Es increíble! Nefi demostró que si luchamos por lo que deseamos, nuestros sueños pueden hacerse realidad. Y, mientras tanto, él puede cumplir nuestra fantasía de vestirnos como una verdadera princesa.