¿Tienes miedo a enamorarte? Entonces, podrías padecer filofobia

Enamorarse puede ser algo que nos da un poco de temor a la mayoría de mujeres, pero para algunas puede ser algo que las espanta y rechazan totalmente la idea.

El miedo paraliza y es por eso que posiblemente tú a lo mejor no hayas tenido relaciones saludables o duraderas. En pocas palabras, te llamaste a la soltería. Prefieres tener citas contigo que intentar la vida de pareja.

¿Cuales serán las causas de la filofobia?

Básicamente se puede dar por malas experiencias en el pasado, las cuales pueden derivar en tu miedo a tener una relación sentimental. Por ejemplo, una causa común es el divorcio de los padres, el hecho de verlos pelear intensamente o haber sufrido violencia familiar, pueden ser un disparador de esta fobia.

Otra causa puede ser relaciones pasadas, que son el principal disparador de este miedo. Desafortunadamente, estas malas experiencias ocurren en muchas ocasiones, malas experiencias y todo tipo de sufrimiento que desencadenan esta fobia.

Los síntomas son mas que todo psicológicos y se manifiestan de distintas formas dependiendo de la persona.

Por ejemplo:

  1. Te cuesta mucho convivir con los demás o eres incapaz de abrirte sentimentalmente con una persona que te pretende o incluso, solo desea ser amistoso.
  2. Tu estado de ánimo depende de la persona con la que compartes tu tiempo, quizá eres posesiva y eso te mantiene ansiosa a diario.

  3. Sueles alejar a todas las personas que pueden quererte.

  4. Cuando se acercan los compromisos o tu pareja comienza a plantearte ciertos planes para el futuro, experimentas síntomas físicos, como aumento de la frecuencia cardíaca, respiración agitada, náuseas, dolor en el pecho o sudor desproporcionado.

¿Se puede superar?

Nadie tiene que vivir una vida en soledad atrapado por un miedo irracional que no lo deja avanzar.

Si quieres superar tu miedo, debes asumirlo, identificarlo y querer hacer algo por eso. Si tus miedos están en tus relaciones pasadas y temes volver a sufrir por amor o volver a sentirte humillada a raíz de una separación, debes saber que parte de crecer es aprender de nuestras caídas, y esta puede ser una de ellas.

Si sientes que no puedes lidiar con esto sola puedes buscar ayuda. Hay una inmensidad de terapias para enfrentar el miedo al amor. A veces la fobia está tan arraigada en tu forma de vida que es muy difícil superarla sin ayuda, puede ser por miedos que se generaron durante la infancia o traumas por situaciones familiares.