f7jhoenh-3500-2333

Cuando se trata de un café de Starbucks, haríamos cualquier cosa para obtener una bebida gratis. Este es el caso de un amante del café de esta empresa, quien se gana uno gratis cada día…

Ese es el caso de un hombre que va todos los días a Starbucks para que la compañía le dé su café gratis del día. ¿Cómo lo hizo? Esto es lo que el barista, Brad Halsey, le aseguró al portal Kitchenette:

screen-shot-2016-11-24-at-10-05-58-am

“Hay un hombre que viene a mi Starbucks todos los días y pide el peor café de la peor manera. Compró 365 tarjetas Starbucks y registró cada una con una fecha diferente de cumpleaños en el sitio. De esa forma, el sistema le regala un café gratis por su cumpleaños TODOS LOS DÍAS DEL AÑO. A pesar de que sé que está mintiendo él hace como si su app estuviera funcionando mal y mágicamente le diera el mismo café gratis todos los días del año”.

Pero lo peor de todo no es eso, porque además de pedir su café gratis, el hombre ha diseñado personalmente la bebida que lleva cada día, es por eso que el barista describe su pedido como “el peor café”.

El hombre llega todos los días y le pide al barista que le pase un contenedor Venti vacío y un lápiz:

screen-shot-2016-11-24-at-10-06-06-am

“Le paso el contenedor y el lápiz sin muchas ganas. Él le dibuja líneas y flechas y escribe en toda la taza mientras me dice: Ponle dos shots de mocha blanco aquí, añade cinco shots de vainilla. Eso te dejará a este nivel en esta línea donde añadirás crema de leche pero asegúrate de ponerla antes del shot de espresso porque cambia el sabor si lo haces de otra forma. Después añade cuatro shots de café, dos normales y uno largo. El largo es importante, porque desde que cambiaron sus máquinas me ha costado mucho lograr que me quede bien el sabor de este café. Ese shot ayuda a equilibrar el sabor. Después revuélvelo. Hazme un favor y añádele hielo desde aquí hasta arriba, será muy sencillo. No soy muy específico, así que no te preocupes si todo se mezcla”.

screen-shot-2016-11-24-at-10-06-18-am

Lo peor es que después de pedir que le preparen todo esto el hombre pide que se lo cobren como un espresso con mocha blanco, vainilla y crema de leche. De esta forma tiene que pagar sólo 3 dólares en vez de los 6 dólares que debería pagar si le cobraran cada ingrediente por separado. Y cuando al fin le toca pagar, él dice que lo pagará con su tarjeta de Starbucks, que le acaba de dar un café gratis porque por alguna razón la aplicación cree que es su cumpleaños.