La leche de almendra además de ser deliciosa es super saludable. Si por algún motivo no tomas leche de vaca, puedes optar por hacer tu propia bebida de almendras. Es super fácil de hacer. No hay nada mejor que hacer tu misma tus alimentos, así tienes control de lo que consumes.

Receta por Anabella Cuervo de @LovingHealthac 

Ingredientes:

  • 6 tazas de agua limpia (potable)
  • 2 tazas de almendras naturales completas

Preparación:

  1. Remoja las almendras completas en agua durante aproximadamente 12 horas en la nevera.
  2. Al haber transcurrido las 12 horas, bota el agua y licúa las almendras con las 6 tazas de agua limpia.
  3. Con un colador, cuela esta mezcla de agua con las almendras, asegurando que quede todo sólido en el colador y el restante totalmente líquido (como leche)
  4. Vierte la leche (el líquido) en un envase de vidrio y guárdala en la nevera.

Sabías que la leche de almendras es uno de los mejores alimentos para perder peso, además, no tiene lactosa y es rica en antioxidantes y minerales esenciales como el potasio y el calcio.

Por su bajo contenido de colesterol, su delicioso sabor a frutos secos y alto contenido de vitaminas, es el sustituto ideal de la leche de vaca e, incluso, posee menos calorías que la leche de soya.

Entre los beneficios de consumir este tipo de bebida se encuentran:

-Es excelente para perder peso, ya que tiene pocas calorías. Incluso, sustituir la leche de vaca por la leche de almendras en la dieta diaria puede tener resultados muy eficaces en la reducción de peso.

-Consumir leche de almendras ayuda a las personas con niveles altos de colesterol y triglicéridos. Mejora los niveles del colesterol bueno (HDL) y reduce los niveles de colesterol malo (LDL).

-Favorece la absorción de azúcares y grasas de los intestinos.

-Es super fácil de digerir y es recomendable para los intolerantes a la lactosa.

-Es recomendable para tratar las diarreas y los vómitos, ya que éstos reducen los niveles de potasio.

-La fibra de la leche de almendras protege la pared de los intestinos.

No existe el alimento perfecto y la leche de almendras no es la excepción. Posee diversas contradicciones y efectos secundarios que se deben tener en cuenta antes de iniciar con su consumo regular.