La ciencia nos ha sorprendido con su nuevo estudio, el cual demuestra que el bullying no es tan malo como parece. Que conste que no hablan, en ningún momento, de hacer daño emocional o físico. Hablamos de bromas o «tomadas de pelo» en pareja. Aquí te explicamos…

Es inevitable que si te encariñas con alguien le quieres fastidiar en algún momento y aparentemente, ¡es lo más sano que puedes hacer!

El Profesor de Psicología de la Universidad de California, Doctor Dacher Keltner, escribió  en su libro “Born to be Good: The Science of a Meaningful Life” (“Nacidos para ser buenos: La Ciencia tras una Vida con Sentido”) que tras varios estudios había concluido que las parejas que se tomaban el pelo tendían a ser más felices, enfrentaban mejor los problemas y duraban más tiempo juntas.

La Doctora Jenn Mann, psicoterapeuta, escritora y animadora afirma que el mejor tipo de «fastidio» es aquel que demuestra sensibilidades por las vulnerabilidad de otra persona, pero demuestra que le ve, comprende sus particularidades y visión del mundo.

Pero ten cuidado, hay algunas reglas básicas para hacerlo:

#1 Sácale el jugo a los chistes internos

Las parejas se divierten mucho cuando bromean entre uno y que otro chistecito. Y por qué no, sacar una que otra indirecta.

#2 Mantén todo a nivel superficial

Debes tener tacto para hacer las bromas. No te pases de lista, ni intentes ser demasiado sincera. Ten cuidado…

#3 Ten claro que te van a dar así como das

 

Cuando él te haga alguna broma, debes tener los pantalones bien puestos. No se trata solo de dar, si no también de recibir.

#4 Si es acerca de un problema real, que sea algo sin importancia

 

Las pláticas serias son eso: serias. No intentes hacer chiste de los problemas o discusiones. No juegues con fuego, porque te puedes quemar.

#5 No te fijes en defectos importantes o puntos débiles

No trates de sacar los trapitos al sol, se sutil en la manera en que hablas.

#6 No te pases

Recuerda que las relaciones son para divertirse y relajarse, así que recuerda no tomar las cosas tan en serio.