En vísperas de la navidad y los distintos eventos que trae consigo el mes de Diciembre, deseamos regalarles algunas estrategias y tips que podrán aplicar con su pareja y seres queridos, a fin lograr esos “acuerdos” que los lleven al disfrute de cada fiesta.

Por Ada Rah

Mi esposo y yo, como pareja los hemos aplicado y obtenido excelentes resultados. Venimos de familias numerosas, con costumbres totalmente distintas, que viven en ciudades y países diferentes ; por lo tanto ha sido toda una aventura.

Lo primero y valioso a entender es que todo acuerdo debe llevar como esencia la flexibilidad. Si hacemos acuerdos rígidos fácilmente se pueden fracturar.
Por lo general ocurre destinar disfrutar el 24 con una familia y el 31 con la otra. Por el ejemplo, el 24 en casa de la familia de mi esposa y el 31 con la familia de mi marido. Sin importar lo que ocurra o se quiera, es como un decreto.

Pero ¿Por qué el acuerdo debe ser flexible? Sencillo, cada año tenemos intereses y gustos distintos. Incluso, cada pareja o núcleo familiar en sí, tiene su propia personalidad. Y en función de ello y, el sentirnos complacidos todos, es que les sugerimos elegir.

Por ejemplo en navidad hay varias fechas que son iconos o especiales:

21 de Diciembre: Espíritu de la Navidad, el 24 Noche de Navidad, el 25 de Diciembre Nacimiento del Niño Jesús, el 31 de Diciembre Fin de año, 01 de Enero inicio de año, 06 de enero Noche de Reyes y el 07 de enero día de Reyes.

Bastantes, cierto… Eso mismo me decía mi marido. Fue cuando se me ocurrió la maravillosa idea de convertir cada día en una celebración especial y así visitar a cada familia. Logramos estar felices TODOS. Y para nosotros elegimos acordar regalarnos el 31 de diciembre y año nuevo.

Foto que nos compartió Ada y Jimmy junto a sus hijos

Como mujer es lo que te puedo sugerir, has que cada fecha sea especial, crea el momento para compartir con ambas familias. Y lo más importante es ENFÓCATE EN DISFRUTAR. De lo contario, la navidad pasará hacer una fecha de compartir en familia pero de fractura o desacuerdos entre tu pareja.

Nosotros acordamos reservar el 31 de Diciembre para nuestro núcleo familiar (mi marido, hijos y yo) porque también son relaciones que es importante fortalecer. De ésta manera, el 31 de Diciembre comenzó a marcar un precedente en nuestra familia, iniciar el año de una manera diferente y locaciones distintas, con la intención de hacer las cosas distintas para generar resultados distintos. Desde el disfrute, la aventura, el entusiasmo de elegir el mejor lugar. Los acuerdos de pareja, se convirtieron en acuerdos de familia, como un equipo y donde todos somos importantes.

Las invito a SER flexibles y escuchar a su pareja, les aseguro resultados grandiosos. Hasta sesiones de fotos en navidad.

Jimmy Alvarado

En mi caso (Jimmy), vengo de una familia sin tradiciones, por lo que llegar a unirme a una familia donde celebran hasta los comerciales de TV ha sido un extenso y enriquecedor proceso de adaptación.

Como parte de todo acuerdo, es importante empezar por definir los conceptos que cada uno tiene de las fechas, pues los “grinch” también cuentan, ¿Qué significa la navidad? ¿Qué te gusta de ella? ¿Cómo te gustaría celebrarla?

Basados sobre esos conceptos, se pueden llegar a puntos medios. La ventaja en mi caso es que al no tener tradiciones familiares propias podía probar y definir con cuales estaba a gusto y con cuales no, como por ejemplo, pedí no ser obligado a asistir a los 200 eventos de la familia de Ada donde cualquier excusa era buena para reunirse y por lo general terminaba en baile colectivo de flamenco.

Ahora chicas, partamos de lo obvio, ustedes y nosotros somos diferentes, física, emocional, hormonal e intelectualmente (ustedes son mucho más listas), entonces, sobre esta verdad.

Foto navideña de Ada y su familia

Manejen con inteligencia las diferencias entre ustedes y nosotros. Además de que somos de géneros diferentes, con procesamientos cerebrales distintos, fuimos criados en familias distintas. Algunos incluso vienen de culturas diferentes, la idea es disfrutar de estas festividades y de cada día de la vida en pareja, por lo que no se debe asumir que tu pareja quiere y es feliz con las mismas cosas que tú.

Al inicio esta solicitud de seleccionar en cuáles eventos deseaba participar y en cuales no casi desencadena una guerra nuclear, pero a medida que hemos ido aceptando nuestras particularidades, la presión ha ido disipándose y hoy día de ambas partes cedemos y disfrutamos de actividades que al principio no eran tan divertidas por nuestras propias actitudes.

Esto hace que los acuerdos fluyan de manera fácil y todos quedamos satisfechos con las decisiones tomadas, hasta el punto que hoy día puedo participar de sesiones de fotos familiares como ya es una tradición en nosotros.

En toda pareja hay siempre uno de los dos que marca el ritmo la mayoría del tiempo, pero lo sabroso de ser parejas es que a veces se está arriba y en otras hay que estar abajo, lo importante es gozar en cualquiera de las posturas ¿cierto?

Respetándonos a nosotros mismos como personas y respetando y valorando las diferencias, es posible lograr acuerdos satisfactorios, pues ceder para que el otro no se enoje es amargarte a ti, o viceversa, y se supone que la vida en pareja es para compartir la felicidad propia con otra persona tan feliz como tú.

¿Nuestro mejor acuerdo para estas fechas? Celebrar de manera diferente cada año, a veces en grupos grandes, otras tan solo nosotros en casa o en algún lugar nuevo, conociendo nuevas personas, siempre a nuestro estilo, a nuestro gusto, a nuestra entera satisfacción.

Que tengan todos unas felices fiestas con muchos acuerdos y experiencias satisfactorias a todos y tengan en cuentan que el amor parte desde mi, hacia mí mismo y de allí se refleja en mis seres queridos.

Síguelos en sus redes sociales: @adacristinarahn @jimmyalvenpty