En estas fechas festivas de diciembre, se tiende a engordar unos kilitos de más, y muchos le echan la culpa al exceso de comida y a la falta de ejercitarse. Sin embargo, los alimentos no son los únicos protagonistas del aumento de peso, el alcohol también juega un papel fundamental.

Por Anabella Cuervo

Las calorías del alcohol se califican como «calorías vacías», es decir, sin valor nutricional. Además, el hígado es el encargado de metabolizar el alcohol, al igual que metabolizar las grasas. De esta manera, el cuerpo tiene doble trabajo y la grasa empieza a acumularse porque tarda más en quemarse.

Estas cosas en combinación, hacen que nuestro metabolismo se ponga lento, contribuyendo a subir de peso.

Sin embargo, te dejo estos tips para ayudarte a la hora de ir por unos tragos:

  1. Aprende a elegir

Los tragos con más calorías son los cocteles, como Piña Colada, Daiquirí, Margarita, Cosmopolitan, entre otros. Los menos calóricos son la champaña, el vino, el vodka, whisky, ginebra y cerveza light. Pero ojo, de nada sirve elegir estas bebidas alcohólicas y combinarlas con jugos azucarados, sodas (gaseosas, refrescos) y/o colocarle siropes, opta por mezclarlas con agua, agua con gas y limón, y en último caso, refresco light.

  1. ¡Moderación!

No digo que no puedes tomar, pero de hacerlo, hazlo con límite. La cantidad varía por género y peso, pero lo recomendado es 1-2 tragos aproximadamente. Además, no es lo mismo salirse de la rutina y tomar 1 vez por semana, que hacerlo tres veces por semana o más. Si sabes que el fin de semana irás por una copa con tus amigos, el resto de los días evítalo, hidrátate y come sano.

  1. Come bien

La combinación más dañina es comida frita, muchos carbohidratos y alcohol. Enfócate en comer proteínas (pollo, carne, pescado), vegetales y carbohidratos complejos (como batata, quínoa, arroz integral). Por otro lado, a la hora de beber alcohol, modera las harinas y azúcares refinadas (como pan blanco, pastas, postres) y los alimentos rebozados o altos en grasa.

  1. Mantente hidratado

Toma mucha agua, antes, durante y después. Recomiendo ingerir 1 vaso de agua mínimo por cada trago, de esta manera evitarás la deshidratación producida por el alcohol, la cual empeora la resaca y además hace hincharte los días posteriores.

  1. Haz ejercicio

Sudando también eliminas el alcohol del sistema. De igual manera, ayudarás a tu cuerpo a quemar las calorías “vacías” y las toxinas de los tragos del día anterior.

Como guía, estas son las calorías aproximadas de las bebidas alcohólicas (sin añadirle mezcladores):

  • Cerveza light: 90-115 Kcal por botella/lata
  • Vino blanco: de 110-140 Kcal por copa.
  • Vino tinto: de 120-150 Kcal por copa.
  • Champaña: de 90-130 Kcal por copa.
  • Vodka: 110 calorías en 1,5 oz 45mL
  • Ginebra: 125 calorías por 1,5 oz / 44,4mL
  • Whisky: 100 calorías por 1,5 oz / 44,4mL

Ahora que sabes estos consejitos ¡no hay excusa! Disfruta, pero con conciencia.

Sigue a Anabella en su instagram de @LovingHealthac