Debbie Reynolds, quien llegó a la fama por «Singin in the Rain» (cantando bajo la lluvia) y quien más tarde se convirtiera en un elemento básico entre la realeza de Hollywood, murió este miércoles como resultado de un derrame.

La estrella falleció un día después de que su hija Carrie Fisher muriera de un infarto que la dejara varios días en el hospital. Su muerte fue confirmada por su hijo Todd.

Debbie fue trasladada a un hospital poco después de la 1 p.m. cuando alguien en la casa de Beverly Hills de su hijo, Todd, llamó al 911 para reportar un posible derrame cerebral.

Según fuentes, Debbie y Todd estaban haciendo planes funerarios para Carrie, quien murió el martes de un paro cardiaco.

Debbie se divorció de Eddie Fisher en 1959 después de su romance con Elizabeth Taylor. Debbie se casó 2 veces más en 1960 y 1984.

Interpretó papeles icónicos en «Tammy and the Bachelor» y «The Unsinkable Molly Brown, por lo que obtuvo una nominación al Oscar.

La relación de Carrie con Debbie fue el foco del libro semi-autobiográfico de Carrie, «Postcards from the Edge», que luego fue adaptado para la pantalla grande, protagonizada por Meryl Streep y Shirley MacLaine.