Las mujeres bajitas tienen varias desventajas, pero tienen un beneficio grande en el amor. Y es que estudios demuestran que los hombres adoran a las mujeres bajitas.

Y no solo esto, hay varias razones por las que los chicos no pueden dejar de desear a una chica de baja estatura:

#1 Se sienten más altos

Los hombres se sienten grandes e imponentes al lado de una chica bajita, lo cual les viene bien para demostrar su hombría.
¿Ante quién? ¡No tenemos idea, pero los hombres son así!
Lo importante es que los aceptemos como son. Y lo que más les gusta a los hombres de las mujeres bajas, es que no hay que medir mucho para pasarlas y sentirse altos, ¿Verdad? Tranquilamente un hombre considerado bajo puede ser todavía más alto que una chica bajita.

#2 Las pueden proteger

Al sentirse enormes al lado de alguien bajita, también les nace un instinto de protección sobrenatural. Es así que sienten que su chica es una delicada personita a la cual deben defender contra todo mal.

¿Esto es verdad? Precisamente, las chicas de baja estatura no son nada debiluchas, al contrario, su carácter y su fortaleza siempre demuestran lo contrario.

#3 Son manuables

Una chica alta puede tener ciertos obstáculos a la hora del amor, pero con una chica bajita, ¡todo es más fácil!

Las chicas de baja estatura reciben muchos abrazos de oso, pues los brazos (y manos) de sus chicos ¡abarcan mucho más!

#4 Tienen un gran corazón

Por suerte la capacidad de amar nunca es acorde al tamaño del cuerpo, pues estas pequeñas mujeres entregan el todo por el todo y son grandes parejas.

Al parecer, los hombres se han enterado del resultado de un estudio realizado en Reino Unido recientemente, que dice que las mujeres bajas tienen tendencia a consolidar relaciones duraderas y tener hijos. ¡un punto más para las mujeres bajitas!

#5 Son sensuales

¿Quién dijo que para ser sensual tienes que ser una modelo de pasarela? ¡No hace falta! Y los hombres lo demuestran, porque aman a las bajitas por ser súper sexys y, sobre todo, apasionadas.

La fogosidad de las chicas pequeñas no es un mito, es una realidad que todo hombre desea alguna vez en su vida.