Te has preguntado cuáles son los 10 momentos más emocionantes que pasarás en tu boda? Antes de casarnos, las novias nos hacemos permanentemente esta pregunta. A lo mejor, unos momentos son más hermosos para unas. No obstante, si en algo coincidimos es que hay instantes que no se vuelven a repetir.

Hoy veremos cuáles son los momentos en que más te emocionarás ese día tan especial.

Por Ileana Forero

Ser fotógrafa de bodas me ha brindado la oportunidad de ser testigo de momentos muy íntimos y personales de las novias en el día de sus bodas.

Además de ser mi trabajo, el de capturar estos momentos inolvidables, esta faceta como profesional nos permite a los fotógrafos adentrarnos en la vida personal de la pareja. Después de todo, es nuestra responsabilidad plasmar a través del lente y para la posteridad esos detalles y emociones a través del sentido kinésico.

Son tantos los momentos llenos de emociones que vive la novia a través de todo el proceso. Desde la pedida de mano hasta el momento en que se despide de su familia para irse en su luna de miel y empezar su vida como una mujer casada.

Resulta bastante difícil, más no imposible, mencionar solo algunos de los cientos de momentos que a través de los años me han tocado fotografiar, pero aquí les dejo los Top 10 de mi lista.

La primera mirada en el espejo

Es el momento en que la novia realiza que llegó el día tan esperado y que está a solo minutos de ir al encuentro con el hombre con el cual ha decidido compartir el resto de su vida.

Cuando la novia se arregla, se maquilla y viste su traje blanco al mirarse al espejo por primera vez, comprende que está a punto de emprender un nuevo camino y una nueva aventura.

 

Un momento con Mamá

Debemos recordar que nosotras hemos sido por mucho tiempo las niñas de nuestros padres y eso no va a cambiar después que nos casemos.

Si nosotros vemos en el espejo a una mujer a punto de casarse, nuestras madres ven a su niña dando un paso muy importante en su vida. La mirada llena de amor, emoción y cariño de una madre el día de la boda de su hija no tiene precio.

Foto: Ileana Forero Photography

Lágrimas de felicidad

Las bodas son eventos sumamente emocionales no solamente para la novia sino para todos los miembros de la familia. Qué momento más indicado para mostrar nuestra alegría y felicidad a través de una cuantas lagrimitas.

Debo confesar que en este rubro es el novio y el padre de la novia los que se llevan el galardón de emociones al verla por primera vez ataviada de blanco entrando a la iglesia o a la ceremonia.

 

El momento de los votos matrimoniales

El camino ha sido largo desde que el novio se propuso proponerle matrimonio a su amada. A pesar de que los novios ya se han declarado su amor el uno al otro en privado es muy diferente hacerlo frente a sus seres queridos.

Este momento es mi segundo momento emocionante de la novia. Cuando el novio públicamente le declara su amor incondicional ante decenas de testigos y promete amarla hasta que la muerte los separe.

 

Cuando papá entrega a la novia

La caminata de la novia con su papá a la entrada de la iglesia es un momento sumamente emocional tanto para la novia como para papá. La novia, entre alegría y un tanto de susto, deposita su confianza en los brazos de su papá una vez más hasta que con su aprobación es entregada al pie del altar a su futuro esposo, quién de ahí en adelante tendrá la responsabilidad de cuidarla y protegerla.

Sin duda este es un momento muy tradicional que requiere de mucha entereza por parte del papá para no romper en llanto.

 

El primer beso

Este momento es tan importante que a menudo se convierte en el más estresante para nosotros los fotógrafos. En una fracción de segundo el sacerdote o juez de paz dice “puede besar a la novia” y acto seguido el beso que sella el matrimonio hasta la eternidad.

Para la novia, es el momento cumbre en que todos son testigos del profundo amor que ambos se profesan. No capturar este momento de la manera apropiada puede ser peor que un terremoto magnitud 4.5 en la escala de Richter.

 

 

La primera mirada

Ese momento en que la puerta de la Iglesia se abre, aparece la novia del brazo de su papá y el novio la ve por primera vez con su vestido de novia es mi momento número uno en todas las bodas.

Nadie suele ponerle atención al novio al final del corredor, pero la mirada de emoción y amor del novio incrédulo de la belleza de su prometida no se puede explicar de mejor manera que con una fotografía en ese preciso instante. Este recuerdo lo podrá disfrutar la novia una vez reciba las fotografías de su boda.

 

Momentos “candid” con las damas

Debemos recordar que las damas forman parte del club privado de las novias. La complicidad y picardía que estas comparten se hacen presentes en estos momentos especiales y nunca pueden faltar. El ser mujer como ellas me ha permitido adentrarme en los conclaves y rituales de bodas de estos grupos para capturar momentos inolvidables entre ellas.

Foto: Ileana Forero Photography

Elementos tradicionales de bodas

Las bodas van de la mano de tradiciones que pasan de generación en generación. Son esos momentos en que vemos reflejados la importancia de la familia y lo emotivo que son esos pequeños detalles.

La novia es el centro de atención y el punto focal de esta herencia familiar, es por eso que capturar estas tradiciones a través del lente fotográfico de una cámara es muy significativo para la novia.

 

El primer baile con el novio

Este momento es casi como repetir el primer vals a los 15 años en tu quinceañera. Es la presentación de la unión entre esposos ante la sociedad acompañada de una canción con un significado especial para la novia y el novio.

Este instante es tan emotivo y privado entre ambos que siempre amerita una foto especial que le permitirá a la novia revivir esas emociones una y otra vez.

Contacta a Ileana con solo hacer clic aquí. Te invitamos a que conozcas más de su trabajo.

 

Loading...