El anillo de compromiso, es ese símbolo que, como su nombre lo dice, representa el compromiso de dos personas para unir sus vidas en matrimonio. Sin embargo, no es más que eso, un símbolo.

No es un requisito obligatorio para casarte, aunque, hay que admitir, que a todas nos hace ilusión recibirlo.

Por María Luisa Osacar

Ahora bien, la realidad es que en muchas ocasiones las parejas formalizan su relación sin que el novio haya entregado este símbolo a su novia. Si este es tu caso, toma en cuenta los siguientes consejos.

Es muy importante que seas sincera contigo misma

Lo primero que tienes que plantearte es si realmente es importante para ti que tu novio te entregue el anillo de compromiso.

Si esto es así, y no vez claro cuándo tu novio te lo entregará, entonces es mejor que no inicies ningún plan y habla con él al respecto.

Fijen un marco de tiempo

Conversa con tu novio cuándo podría ser la mejor fecha para casarse. ¿Quisieran esperar un año? o, por el contrario, ¿Les gustaría casarse lo más pronto posible? ¿Primero por el civil y esperar el religioso?

Después de haber acordado en cuánto tiempo les gustaría casarse, entonces, si lo crees pertinente, y según cómo manejes tu relación con tu novio, trata de indagar cuándo te dará el anillo de compromiso.

Primeros pasos, antes de recibir el anillo…

Una vez tengas en mente la fecha aproximada en que quisieran casarse, empieza a buscar opciones de lugares para hacer la ceremonia y la fiesta. Evalúa lo que hay disponible y, de ser posible, separa estos lugares.

De igual forma, puedes ir investigando sobre los demás proveedores claves: música, fotografía, decoración y por supuesto, alimentos y bebidas si estos no son provistos por el lugar donde planeas hacer la fiesta. Esto te permitirá ver las opciones disponibles en el mercado, formas de trabajo y costos.

¡Finalmente te lo dio!

Una vez recibas el anillo, encárgate de las cosas más personales, como tu vestido, peinado, accesorios, ramo, etc. Claro que  puedes ir viendo ideas de esto antes, sin embargo,  es mejor que todo lo que sea personal lo concretes luego de recibir el anillo.

El último consejo, pero el más importante…

Ten siempre presente que el matrimonio es un gran paso y requiere de mucha madurez y compromiso de ambos. Dale mayor importancia al amor que hay entre ustedes dos. Recuerda que las cosas materiales vienen y van y no deben ser el fundamento de esa hermosa vida que juntos van a construir.