Existen muchísimos métodos para planificar, uno de ellos es el Método de Ovulación Billings. Este se basa en las características del moco cervical durante el ciclo menstrual.

Las parejas lo utilizan tanto para postergar un embarazo o para concebir, de hecho con el puedes hasta decidir el sexo de tu bebé.

Queremos aclararte que es un método natural, por lo que no se utiliza ningún tipo de hormona o dispositivo intrauterino. Lo único que se necesita es aprender a notar los cambios que sufre el moco cervical según los días del ciclo.

Su efectividad se encuentra relacionada con el grado de conocimiento que tenga la mujer sobre este método.

Si se aplica correctamente, es tan efectivo como cualquier otro método anticonceptivo, es decir, una efectividad del 99%.

La clave de este método se encuentra en la observación. Si el moco cervical indica que la mujer se encuentra ovulando. La pareja no deberá tener relaciones si no desea un embarazo. Por el contrario, si está buscando lograr la concepción, es el momento ideal para tener relaciones.

En unos pocos ciclos se puede aprender a manejar sin problemas el método Billings y asegurar de esa manera su confiabilidad.

Los cambios que sufre el moco cervical proporcionan la información necesaria para saber si la mujer se encuentra en el periodo fértil o no. Generalmente, el cambio va desde la sequedad vaginal a la humedad vulvar, que es la época en que se puede dar el embarazo.

Te lo explicamos con nuestras palabras

El ciclo de la mujer consta de 28 a 31 días. Si la regla te viene en ese margen de tiempo eres regular. Ojo, cabe destacar que las mujeres irregulares también pueden usarlo. Lo único, es que deberás anotar y observarte bien. ¡No te preocupes, que con el tiempo tomarás experiencia y sabrás bien cómo utilizarlo.

Las mujeres tenemos días de sequedad (infertiles) y días de humedad (fértiles)

Tu ciclo empieza con el primer día de regla, el cual suele durar entre 3 y 6 días, luego de este, la mayoría tenemos un período seco como de 4 o 6 días, esto depende mucho de los días en que menstruamos. No siempre es lo mismo en todos los ciclos.

Luego, como por el día 11 vemos que sale una especie de moco el cual se torna blanco cremoso y con los días va cambiando. Los días de máxima fertilidad es cuando este moco está blanco transparente y puedes sentirlo, incluso cuando caminas.

Hay un día de máxima humedad, este día podrás identificarlo al siguiente día. Ese fue entonces tu día clave. Luego de este día cumbre, deberás contar 3 días y al cuarto es cuando podrás retomar las relaciones sexuales.

En los días secos podrás tener relaciones sin ningún riesgo a quedar embarazada. Luego de este día clave, y haber contado 3 días, desde el cuarto hasta tu próxima regla podrás tener relaciones sin riesgo.

Aquí te dejamos una gráfica para que nos entiendas más.

No lo olvides: lo primero que hay que tener en cuenta, es que las mujeres son fértiles cuando hay humedad, e infértiles cuando no la hay.

¿Cuánto dura el ovulo?

 

El óvulo vive entre 12 y 24 horas, y si no ha sido fecundado, va camino al útero a esperar la regla.

Debes de tomar en cuenta que dos o tres día antes de la menstruación, volverá a aparecer flujo. Esto ayudará a dejar caer la sangre para volver a comenzar con otro nuevo ciclo.

Por todo esto, es fundamental conocer los ciclos para que el método Billings sea efectivo, ya que hay personas que ovulan el día 14, otras el 20 y otras el 10.

No hay que olvidar que los espermatozoides viven dentro del útero unos dos o tres días, por lo que cuando se comience a notar cambios en el moco cervical y el día de la ovulación esté cerca, se puede mantener o no relaciones.

Si quieres más información y quieres usar el método y estás en Panamá, escríbenos a contacto@asisomujermagazine.com y te pondremos en contacto con un instructor.

Nosotros y el billings

María Pilar está a pocos días de cumplir 1 año 7 meses.
Es una niña inquieta, feliz, que llora cuando no obtiene lo que quiere y que hace una especie de «gruñido» para dejar saber que no esta muy contenta.

Teníamos 5 meses de casados cuando me di cuenta que algo no estaba bien con mi cuerpo.
En esos días estaba ocurriendo una epidemia de ‘chicungunya’. Los sintomas eran similares, dolor de cuerpo, un poco de fiebre, mareos, pero no tenía rash por lo que decidimos hacerme unos exámenes.
El doctor sospechaba por lo que pidió unos exámenes de niveles y «long story short» tenía 6 semanas de embarazo.
Habíamos sido mal informados sobre método de planificación natural, aunque, fue el «error» más perfecto que pudimos cometer.
Anonadados por un embarazo temprano y siendo padres por primera vez, decidimos que queríamos espaciar los hijos pero tanto mi esposo como yo no queríamos usar nada artificial en mi cuerpo y decidimos investigar sobre el billings.
Contactamos por medio de una amiga a una experta en el tema quien amablemente nos explico los beneficios de este metodo que ha sido un factor clave en la salud sexual de nuestro matrimonio.

Tenemos casi 1 año de practicar esta «maravilla» como le gusta a mi esposo decirle y nos sentimos muy cómodos y felices de conocerlo y sobre todo con seguir firmes en nuestra decisión de disfrutar nuestra intimidad al natural y de planear los hijos sin necesidad de químicos ni artefactos extraños dentro del cuerpo.

Ahora que estamos en platicas de ‘promover’ a Pili al puesto de hermana mayor, consideramos la idea de certificarnos en el método billings para poder descubrir a otros este tesoro que llevamos en el cuerpo.