¿A quién le gusta hablar de cosas negativas o emergencias? ¡A muy pocos! y menos pensar que el día de tu boda pueda ocurrir algo que opaque la alegría del momento. Sin embargo, tenemos que ser conscientes de que en cualquier evento que organicemos siempre existe la posibilidad de que pueda ocurrir algún imprevisto o emergencia.

Nota por Maria Luisa Osácar

Sea lo que sea que suceda, siempre es importante poder manejarlo de la mejor manera. Lo indispensable es minimizar el impacto en la celebración y por supuesto, de ser el caso, podamos solventar lo sucedido o auxiliar a quien lo requiera.

La clave para salir adelante en las emergencias es que las hayas pensado con anticipación. Además, que hayas asignado a alguien para que sea quien se encargue de tomar acción cuando llegue el momento. Ya sea tu wedding planner u otra persona que esté contigo apoyándote durante ese día.

Con la finalidad de orientarte y ayudarte a estar preparada de la mejor forma para ese gran día, hoy te traemos algunas emergencias que podrían suceder.

  1. Accidentes con tu vestido

¿Manchaste el vestido o se descoció? ¡Nadie quiere ir al altar con una mancha en medio del vestido blanco! Es importante que tengas un kit de emergencias con limpia manchas, pañitos húmedos, hilo y aguja.

Por su puesto, ser prevenido es importantísimo. Recuerda ponerte el vestido una vez hayas comido y bebido lo necesario.

  1. Se daña el auto que los traslada

Quedar varada en medio de la carretera puede ser un problema, sobre todo si vas camino al lugar de la ceremonia. ¡No debes llegar tarde! Pide a alguien muy cercano a ti, que siga el auto que te traslada, de esta forma, si ocurre algo, en pocos minutos podrás cambiar de auto y seguir tu camino.

  1. La salud de tus invitados

Ya sea por la comida, el licor, la emoción, o simplemente el estado de salud de aquellos que te acompañarán el gran día. Es importante que previo a la celebración, preguntes en el lugar de la recepción si tienen servicios médicos y cómo contactarlos.

Asigna a alguien que se encargue de llamar a emergencias en caso de que ocurra algún percance.

¿Te gusta nuestro contenido? ¡Mira nuestras notas más frescas! click aquí

  1. El maquillista no llega

El maquillista es uno de los proveedores más importantes, pues es quien se encargará de tu rostro el día más importante de tu vida. Pero, ¿qué pasa si algo le sucede y no llega? Habla de esto con él previamente para asegurarte de que tenga a alguien que lo pueda reemplazar en caso de que él tenga algún imprevisto que le impida atenderte ese día.

De igual forma, practica a maquillarte tu misma; si tu mamá o hermana tienen buena mano para el maquillaje, déjalas maquillarte en ocasiones previas. Como última opción podrías maquillarte tú misma o recurrir a ellas.

 

  1. Se va la luz

Oh, sí, esto puede ser un problema. Sin energía eléctrica no hay música, ambientación etc. Para evitarte un dolor de cabeza si esto sucede, al escoger el lugar, pregunta si tienen disponible planta eléctrica, su capacidad y si estará disponible para la celebración de tu boda.

Sigue el trabajo de Maria Luisa Aquí.