Si tienes una hija seguro y te preocupa cómo será el día de mañana. Las mujeres somos más cariñosas, amables, risueñas y bastante sentimentales. Es hermoso ser mujer, pero también es un poco complicado.
Una hija es es cómo una plantita que como mamás tenemos que cultivar y cuidar. De tí dependerá de cómo se desarrolle y de qué valores adopte.

Por eso, te mostramos esta lista de lo que debes enseñarle a tu pequeña antes de que tenga sus 10 añitos.

#1 Las mujeres nos enojamos, claro es de humanos. sin embargo, nunca somos crueles. 

Enséñale a controlar sus emociones. Corrígela cuando haga algo indebido y dile por qué la estas regañando.

#2 Somos humanos y fallamos. No todo es como un cuento de hadas, ni como las películas. 

Muéstrale la verdad y la realidad de las cosas. Y explícale que lo que sucede en las películas.

#3 La risa purifica el alma. Aún en medio de tus problemas, tienes que sacar el lado positivo de las cosas.
A veces te va a costar más, otras te costará menos. De igual manera ríe, es mejor reír a carcajadas que llorar por frustraciones absurdas.


#4 No pases tu vida esperando ser rescatada, no hay nada más satisfactorio que ser rescatada por ti misma.

 

Muéstrale el verdadero valor de una mujer. Que tiene que valorarse y quererse ella misma para que alguien la ame como merece.

#5 Las chicas nunca deben de pedir perdón por decir “NO”.
  
Nunca tengas miedo de decírselo a cualquier adulto, a tus novios, a tu jefe o quién sea.

6. Te encontrarás con gente buena y también con personas mal intencionadas. Tienes que estar atenta y siempre dar lo mejor de ti.

Cuando das siempre lo mejor, nunca te queda una mala sensación. Se valiente y deja huella en la vida de los demás.

#7 Aprende a Amar cuando te sientas lista, NO cuando te sientas sola

 Yo estaré aquí siempre para ti, nunca estarás sola. Busca un amor que te entienda y que te ame. No te apresures a las cosas, ni a la vida.
#8 Algunas veces te encontrarás con otras mujeres que te juzgaran y tratarán de romper tu espíritu. Ignóralas, sonríeles, compadécete de ellas y sigue tu camino.
 
La mejor certeza es la que sentimos nosotros mismos. Simplemente, enséñale a no hacerles caso.

 

#9 No te preocupes si no sabes bailar, solo párate, muévete y diviértete.

No todos llevamos el ritmo en las venas, pero siempre tenemos opción de cambiar nuestra actitud.
10. Recuerda que cualquier cosa que estés viviendo, probablemente yo ya la viví.

El mejor rol de mi vida es ser tu madre. Soy como una cajita de experiencias, pregúntame, siempre estaré dispuesta a enseñarte lo que me pidas.

Loading...