A veces coincidimos con el outfit o atuendo de nuestra pareja. Es una coincidencia vestir los dos de rayas, cuadros, denim o algún color en específico.

A las mujeres nos encantaría la idea de combinarnos con nuestro amor. Sin embargo ¿Sería una idea atractiva para él?

Parece que para esta pareja japonesa si. Además de encontrarse y complementarse, han coordinado su vestimenta por más de 37 años. ¡Así como lo ves!

Su cuenta en Instagram tiene más de 98,000 seguidores y va en aumento. Son conocidos como bonpon511, una combinación entre sus nombres más la fecha de su aniversario de boda.

En su cuenta podemos verlos disfrutando de su vida y presumiendo sus originales atuendos. A pesar de tener más de 60 años, todos los días buscan ropa que haga juego y lo mejor es que tienen un muy buen gusto.

Abajo encontrarás la galería completa

¿Te imaginas pensar todos los días qué color de ropa usar para coincidir?

Vestirse igual estuvo MUY de MODA ¿Será que vuelve esta tendencia?

En países asíaticos las demostraciones de amor en público aún no están demasiado bien vistas. Desde hace algunos años, los jóvenes enamorados optan por una peculiar forma de exteriorizar sus sentimientos: vistiendo igual.

Esta tendencia fue conocida como ‘keo-peul-look’ o ‘matching couple’. Surgió en los años 90 cuando las estrellas de la televisión coreana empezaron ir a juego. Actualmente, esta peculiar muestra de cariño está en auge especialmente entre las parejas jóvenes y de recién casados.

Esposo y novios están optando por vestirse idénticos de pies a cabeza. En el caso de los más discretos, compartir diseño de chaqueta, zapatillas, gafas de sol o incluso ropa interior.

Aunque por las calles de China y Japón también se dejan ver jóvenes parejas vistiendo igual, son los coreanos los que han llevado a un nivel superior esta tendencia.

Tanto es así, que hasta el punto de que existen tiendas y comercios especializados en crear ropa para que chicos y chicas puedan ir a conjunto.

No sabemos si vestir a juego será el secreto del amor eterno y dudamos que esta moda oriental llegue a nuestras calles. Pero si así fuera es inevitable preguntarnos cómo lograr esa comunicación con nuestra pareja como para andar vestidos iguales.