Conste, esto no no los inventamos. Un estudio llegó a esta conclusión. Si desde hace un tiempo sientes que tu trabajo no te agrada y tu rendimiento se ha visto afectado, la razón podría estar donde menos imaginas.

El análisis arrojó que los trabajadores con una vida sexual más activa y saludable tienen a disfrutar más de su trabajo. Por ende, ser más productivos.

El trabajo y la vida sexual estarían más relacionados de lo que parece. La investigación fue realizada por la Universidad Estatal de Oregon (OSU, por sus siglas en inglés). Fue publicada en la revista Journal of Management.

Esta consistió en analizar la relación entre el trabajo y la vida sexual de diversos empleados de Estados Unidos.

El estudio trabajó con 159 personas, a las cuales se les dio seguimiento durante dos semanas. Todos los días, los investigadores les pedían realizar dos breves encuestas. Estas estaban relacionadas con sus hábitos tanto laborales como personales.

A ti ¿Te gusta tu trabajo?

Al analizar los resultados, se encontró que aquellos empleados que tenían una vida sexual más activa y saludable. También, fueron los que presentaron estados de ánimo mucho más positivos durante su jornada laboral.

Además, mostraron niveles mucho más altos de humor, sobre todo en las mañanas. Esto, según el estudio, se relacionaría con un mayor compromiso en su trabajo y una más alta satisfacción laboral a lo largo de su jornada de trabajo.

“El sexo en casa aumentó la satisfacción laboral y el compromiso diario de trabajo en función de un aumento en el afecto positivo”, señaló el estudio.

Asimismo, los investigadores notaron que los efectos eran “igualmente fuertes” tanto en hombres como en mujeres. Incluso, el factor vida sexual seguía presente en variables como una buena relación familiar y una alta calidad del sueño (que son elementos que también afectarían el estado de ánimo diario de una persona.

“Las relaciones sexuales desencadenan la liberación de dopamina, un neurotransmisor asociado con los centros de recompensa en el cerebro; así como la oxitocina, un neuropéptido asociado con el vínculo social y el apego. Eso hace que el sexo sea un ascensor de humor natural y relativamente automático, y los beneficios se extenderían hasta bien entrado el día siguiente”. Así lo comentó Keith Leavitt, coautor del estudio y profesor asociado de la OSU, en un comunicado dado a conocer por la institución.

Y agregó: “Esto es un recordatorio de que el sexo tiene beneficios sociales, emocionales y fisiológicos, y es importante que sea una prioridad”.

¿Qué te parece? ¿Habías imaginado que ambos aspectos estarían así de relacionados?