Muchas veces las mujeres queremos ser una “súper mujer” haciendo todo nosotras mismas. Desde cuidar la casa, los hijos, atender al esposo, trabajar. Además no perder nuestro rol de amigas, hijas, nietas etc. La buena noticia, por si no la sabías, es que papá puede hacer también su parte.

Admitámoslo, es difícil y realmente no es necesario ser una súper mujer. Basta con dar lo mejor de nosotras mismas y reconocer que hay gente a nuestro alrededor que puede ayudarnos. Acepta tus límites y permite que más gente puede jugar un rol activo en el cuidado del hogar y los hijos.

Tener un hijo es una gran responsabilidad, y debemos estar claros en que es algo de dos. El papá es tan responsable como la mamá del cuidado de los hijos. Él puede hacer exactamente lo mismo que hace una mamá, exceptuando, por supuesto, la lactancia.

Es probable que leas esto y digas: pero yo puedo hacerlo todo o te preguntes ¿en qué otra cosa podría ayudarme mi esposo?  Hoy te traemos algunas ideas de tareas en las que puede ayudarnos el papá sin que sientas que estás perdiendo el control de la situación.

  1. Alimentar al bebé

Si ya tu hijo no está alimentándose de tu pecho, tu esposo puede perfectamente darle el biberón, las papillas u otros alimentos que esté tomando.

  1. Lavar y lavar…

Estarás de acuerdo conmigo que una de las tareas más repetitivas que tenemos como parte del cuidado de un bebé es lavar. Ya sean los biberones, platitos, cucharas o su ropa, esto es una actividad del día a día y que consume mucho tiempo. Si tu esposo no lo hace aún, pídele que te ayude en esto.

  1. Cambiar sábanas en la madrugada

¿Por casualidad tu pequeño se hizo pis y mojó toda la sábana? En medio de la madrugada, con sueño y el bebé llorando es difícil consolarlo y cambiar la sabana a la vez. Aquí es necesaria la ayuda del papá.

  1. Bañarlo

El baño es una de las actividades más hermosas del cuidado de un bebé. Más allá de limpiarle, se vuelve un momento de diversión y que ayuda a estrechar la relación con los hijos.  No siempre tienes que hacerlo tú. Pueden turnarse los momentos en que cada uno lo baña y así tener ese espacio de diversión y cercanía con el bebé.

  1. Alistarlo para salir

Ponerle su ropita para salir de paseo es algo que muchas veces lo hacemos las mamás, pero lo podría hacer también el papá. Si no confías mucho en sus gustos a la hora de combinar la ropa, puedes dejarle la ropita para ponerle, sin embargo, es mejor que lo dejes a su discreción.

En fin, son muchas las cosas que puede hacer el papá. Sin embargo, la clave para motivarlo es que confíes en él, lo hagas sentir que lo hace bien y no critiques si no lo hace al 100% como tú lo hubieras hecho.

¿Te identificas con alguna de las tareas anteriores? Comparte aquí con otras mamás tus experiencias, seguramente tenemos muchas en común.