Creemos que vivimos en un mundo donde el racismo es un tema olvidado. Parece un tema de antaño, sin embargo es el pan de cada día incluso en Panamá.

Hoy aprendimos una gran lección de dos niños. Aunque diferentes en color, iguales en sentimientos.

“Si esto no prueba que el odio y el prejuicio es algo que se aprende, no sé qué puede hacerlo», escribió la mamá de un niño que quiso jugarle una broma a su profesor con un corte de pelo para parecerse a su mejor amigo.

La historia de los amigos y la broma que le gastaron a su profesor se ganó las palmas en las redes. (Foto Prensa Libre: ABC)
La historia de los amigos y la broma que le gastaron a su profesor se ganó muchos aplausos en las redes. 

Esta lección es para no perder la inocencia. La usuaria en Facebook Lydia Stith Rosebush publicó una historia que se está robando los corazones. Todo ocurrió cuando su hijo Jax, de 5 años, le dijo que ya necesitaba un corte de cabello.

El pequeño le propuso raparse la cabeza porque quería parecerse a su Reddy Weldon y gastarle una broma a su profesor. Para la próxima clase, no los reconocerían y los dos serían idénticos. No podrían distinguirles.

Esto ocurrió en Kentucky, Estados Unidos, y a Rosebush le conmovió tanto que decidió compartir la historia en Facebook.

¿Por qué el éxito?

Resulta que Jax es blanco y su amigo Reddy es negro. Al final de la publicación, la mujer dejó una lección: “Si esto no prueba que el odio y el prejuicio es algo que se aprende, no sé qué puede hacerlo. la única diferencia que Jax ve en los dos es su pelo”.

La historia fue publicada y ha generado una reacción viral. La cadena de televisión ABC acompañó a los niños y a sus padres a la peluquería. “A veces perdemos la inocencia de los niños y me gustaría que la recuperáramos”, declaró el padre de Reddy.