Tener un vestido negro en tu arsenal es un must, que nunca te deja mal y aplica para prácticamente cualquier evento nocturno. Incluso para tu día a día en el trabajo.

A lo mejor, puede verse un poco aburrido. Por eso, debes acompañarlo con un toque de color. Por ello, aquí te recomendamos algunos tonos inusuales, pero universalmente hermosos. Verás que tu belleza resaltará en ese clásico vestido que tal vez hayas usado en más de una ocasión…

Verde

Si bien es un color olvidado en tu maquillaje, se caracteriza por ser el más variado en tonalidades, por lo que de seguro conseguirás uno que te encante. Además, es el color del año. ¡Lúcelo!

Azul

De nuevo un color con infinita variedad de subtonos. El azul se caracteriza por ser hermoso en acabado matte o brillante. También por ser un tono halagador para chicas con ojos marrones (que son los más comunes). Cualquier tono que uses será ideal para hacer que tu mirada impacte sin esfuerzo

Morado

Tal vez el color más halagador de todos. Queda hermoso para todas las pieles, ojos y con un vestido negro será además muy seductor.

Durazno

El color de la temporada, lo verás en todos lados. Todas las marcas están sacando en sus colecciones algún producto o conjunto de productos de éste tono tan hermoso y primaveral. Es un color que trae luz y vivacidad a tu mirada, además de tus labios y es de paso, muy combinable.

Rojo

Sin duda el color del otoño pasado, lo verás en todos lados también. Es distinto, llamativo e inusual. Pero cuidado: debes usarlo con precaución… Nadie quiere verse como víctima de la conjuntivitis.

Si lo usas más como un toque para resaltar y no como el eje de todo tu look, de seguro llamarás muchísimo la atención por tu originalidad y magnetismo.

¿Cuál de estas combinaciones es tu favorita?