Cuando escuchamos hablar sobre leche materna pensamos que lo más importante es la nutrición que da a nuestro bebé. Sin embargo, tiene millones de propiedades hasta para la mamá.

Lo cierto es que, de tantas que tiene, que a veces no se alcanzan a nombrar todas. E incluso, se dicen que tiene ciertas propiedades o exclusividades para los niños que la consumen.

Una de las dudas es que si la leche materna aumenta las habilidades cognitivas de los pequeños.

Una investigación publicada en la revista Pedriatics comprobó que no es así.

La prueba

Se analizó alrededor de 8,000 familias en Irlanda seleccionadas al azar. Se midió los efectos a largo plazo de la lactancia materna en el desarrollo de los infantes.

Estudios previos han sugerido que la lactancia materna está conectada a puntuaciones mejoradas en las pruebas de coeficiente intelectual, informó NPR. En otras palabras, esta nueva investigación es sólo una contribución a un debate en curso sobre los beneficios de la lactancia materna, no necesariamente una respuesta definitiva.

Algunos de los beneficios probados de la lactancia incluyen anticuerpos en la leche materna que apoyan el sistema inmunológico de los bebés. Esto de acuerdo con la Clínica Mayo. La leche materna también es más fácil de digerir que la fórmula. Además, puede reducir el riesgo de alergias y asma. Incluso hay beneficios claros y super certeros de las mamás que amamantan.

Si bien este nuevo estudio no observó un efecto significativo de la leche materna sobre las habilidades cognitivas, descubrió algo importante.

Y es que hubo una diferencia entre los niños que habían sido amamantados y los que no.

Los infantes que habían sido amamantados durante al menos seis meses fueron notablemente menos hiperactivos que sus homólogos cuando se sometieron a pruebas a los tres años.

Pero cuando se probaron de nuevo a la edad de cinco años, ese efecto ya no era estadísticamente significativo. Lo que sugiere que no se mantiene una vez que los niños entran a la escuela.

 

Loading...