¿Te maquillas y no sabes cuál es tu tipo de rostro? Esta podría ser la razón por la que te demoras tanto. E incluso, por la que no estás a gusto con tu maquillaje. Esto puede cambiar hoy.

La Morfología, MORFO (morphe) que significa “forma” y LOGÍA (ciencia o estudio), que significa, acción o cualidad.  Es la disciplina que estudia la generación y las propiedades de la forma, se encarga de colocar un nombre a la forma de un objeto.

Se usa en muchos campos, principalmente en el esteticismo básico de los seres humanos y específicamente en el estudio de las formas del rostro. Esto con la finalidad de aplicar cirugías, corte de cabello, peinados, diseños de cejas,  colorimetría y maquillaje.

 

Por MaryGaby Makeup

Hay una duda que siempre surge a la hora de maquillarnos. ¿Cuál es la forma de mi rostro?, ¿Cuál será  el maquillaje que mejor me favorece para la forma de mi cara?, ¿Tendré el diseño de cejas, definición de facciones, color en ojos, mejillas y labios adecuados  para mi rostro?

Realmente no es una sola interrogante, son muchas y casi siempre nos equivocamos al responderlas.

La morfología del rostro nos explica que la estructura facial de cada persona se determina por la posición, forma y prominencia de los huesos, tomando en cuenta líneas, perfil, nariz y frente. Ayudándonos, de esta forma, a responder de manera adecuada las interrogantes anteriores.

 

 

Asimismo, la morfología nos muestra que existen distintas formas del rostro:

  • Redondo
  • Ovalado
  • Alargado
  • Cuadrado
  • Triangular
  • Corazón

El rostro ovalado

Es considerado el de líneas perfectas. Su morfología se caracteriza por tener frente levemente alargada en la cúspide, ni ancha, ni estrecha. Regularmente de ojos almendrados, medianos, de cejas pobladas, nariz levemente larga. De pómulos  pronunciados, maxilar no tan marcado. Mejillas proporcionales  y barbilla un poco alargada.

Rostro redondo

Tiene mandíbula de forma lineal redondeada. Su nariz y boca regularmente son pequeñas, de mejillas grandes redondeadas, pómulos poco pronunciados. Frente ancha, maxilar no marcado, de barbilla redondeada y ancha.

Alargado

Muestra una morfología de frente alargada y amplia. De barbilla alargada, pómulos poco pronunciados, en mejillas de poco volumen. Se le marcan líneas verticales, parpados caídos, ojos un poco pequeños, cejas levemente redondeadas y altas, nariz notablemente larga y maxilar levemente marcado.

 

Las chicas de rostro cuadrado

Posee frente, maxilar y mandíbula de líneas cuadradas, es  decir, muy marcadas, llegando a ser algo toscas. Por lo general, son de boca grande y sonrisa amplia. Pómulos pronunciados y marcados, de poca mejilla, barbilla marcada en el medio y de frente angosta pero ancha.

Triangular

Es de maxilar ancho, marcado y barbilla ancha, algo robusta y estrecha. Su frente es pequeña, de poco espacio, de boca generalmente pequeña. Sus mejillas levemente redondeadas, pómulo poco pronunciado y de ojos pequeños.

Y finalmente, pero no menos importante:

El rostro corazón

También conocido como triángulo invertido; ya que su frente es ancha y amplia, de maxilar estrecho y barbilla alargada y puntiaguda, los pómulos son visiblemente más redondeados y amplios, boca generalmente pequeña pero gruesa, sonrisa amplia, de ojos grandes y profundos.

 

Hay que tomar en cuenta que muchas de estas formas del rostro se ven alteradas o se dificulta su identificación, ya sea por el peso y volumen de la persona u otra facción que sobre salga del rostro, que muy bien puede ser la nariz, la boca, forma de cejas, una cicatriz, etc.

El conocer nuestra morfología del rostro de manera correcta nos trae grandes beneficios. No sólo para la parte del maquillaje, sino también a la hora de peinarnos, cortar el bello y para nuestra propia autoestima.

El estar seguras de cómo nos vemos y cómo podemos sacarle provecho ello, nos hace mirar de manera positiva nuestra imagen y por ende, sentirnos bien con nuestra cara.

En la segunda parte de este tema, se explicará cuál es el maquillaje ideal para cada tipo de rostro, cuáles son sus puntos a favor de cada uno, puntos a resaltar y disimular.

Así que no te preocupes por tener o no tener la forma del rostro que deseas, lo importante es sacarle provecho al máximo al que posees y resaltar esa belleza natural. ¡Pronto!

Sigue a MaryGaby y mira todos los consejos que tiene para darte en sus redes sociales aquí.