El llanto es la forma de comunicarse de los bebés. Este puede darse por dolor, porque tiene frío, calor o hambre. El cólico en el lactante es una situación que genera ansiedad en los padres y familiares del bebé.

Sonia Trujillo – Pediatra

En esta ocasión, hablaré del cólico del lactante. Te diré cómo se manifiesta y cómo podemos hacer para aliviarlo. La manera en que los padres manejemos esta etapa es primordial en la salud del bebé y en nuestra propia salud.

Wessel et al acuñó el término “cólico infantil” para describir un episodio en un lactante sano y bien alimentado. El pequeño presenta paroxismos de irritabilidad o llanto. Este puede durar un total de tres horas al día, que ocurren en más de tres días en una semana durante un período de tres semanas.

¿Hasta cuándo se considera normal?

Hay otros autores que consideran cólico infantil con menos tiempo de llanto. Esto es porque es difícil que los padres y el pediatra resistan un llanto de estas características sin intervenir. Incluso, algunos autores simplifican el concepto y lo definen “como un niño sano cuyo llanto es percibido como excesivo por sus padres”. Aunque, esto pueda ser muy subjetivo puede ser válido. Debemos conocer, antes, cuántas horas de llanto diarias son normales en nuestro bebé.

El cólico infantil puede manifestarse desde las 2 semanas de edad hasta los 4 meses. Los períodos de llanto son súbitos y se resuelven espontáneamente sin una causa obvia.

La etiología del cólico infantil sigue siendo incierta. Se han propuesto varias teorías. Algunas de las cuales incluyen sobreproducción de gases intestinales, hipersensibilidad a la proteína de la leche de vaca. Incluso, deficiencia transitoria de lactasa, vinculación materno-infantil e inseguridad en los padres.

Se recomiendan diferentes tratamientos para los cólicos. Como la modificación de la dieta y tratamientos físicos, conductuales y farmacéuticos. Sin embargo, no todos han sido siempre eficaces.

Lee también: ¿En qué países lloran más los bebés? 

Además, se han sugerido tratamientos complementarios y alternativos para los cólicos infantiles. Como por ejemplo el balanceo del niño, el canto, el uso de una toalla tibia y la terapia de masaje. Siendo éste último una serie de movimientos ordenados realizados en diferentes partes del cuerpo por una persona entrenada para objetivos específicos.

El masaje puede aliviar la tensión en los músculos y los órganos interno. Esto puede dar lugar a la estimulación y a la mejora de la circulación de la sangre en tejidos y órganos.

Como los cólicos resultan de los espasmos del músculo del colon y de la disminución en la peristalsis, se ha visto que el masaje puede aliviar los cólicos aumentando el movimiento de los intestinos y aumentando la circulación de la sangre.

¿Qué hacer?

Por otro lado, la estimulación vibrotáctil del masaje por parte de la madre sobre la superficie corporal del lactante conduce a una reducción del estrés materno infantil. Además, el masaje puede aliviar los síntomas y pacificar al bebé ayudándolo a dormir.

Hay trabajos que relacionan mayor incidencia de los cólicos del lactante con prematuridad, tabaquismo materno y depresión materna pre y postparto.

Estilos de ropa para el Postparto.

En ninguno de estos casos hay grandes evidencias que puedan relacionar estas circunstancias con la aparición de estos cuadros clínicos. No obstante, cualquiera de ellas puede ser un factor más en la etiología de esta patología.

Aún conociendo la evolución favorable del cólico en nuestros bebés con desaparición espontánea sobre los 3-4 meses. La mayoría de las veces es preciso establecer algún tipo de medida terapéutica.

Como pueden ver hay tantos tratamientos como teorías etiológicas los cuales pueden tener una respuesta positiva.

Entre algunos de los tratamientos están:

·         Modificaciones de la dieta : basándonos en la supresión de las proteínas vacunas y alérgenos alimentarios. El Comité de expertos de ESPGHAN (European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition) indicó que “no hay evidencia que apoya el uso de fórmulas de proteína de soja para la prevención o el manejo del cólico infantil”.

·         Los probióticos: en los primeros meses de la vida la microflora intestinal juega un importante papel en la respuesta inmune y en su desarrollo madurativo. Los probióticos pueden tener un efecto “modular” en esta microflora, que está demostrado que es distinta en su composición en los niños con cólico. Por otra parte, el perfil de seguridad de los probióticos los convierte en una alternativa favorable de tratamiento.

·         Modificaciones de la conducta: según Treem “muchos lactantes se calman cuando sus padres cambian la forma de responder al llanto” por lo que tener paciencia es clave cuando nuestro bebé presenta cólicos.

El pronóstico en pacientes con cólico infantil es excelente y se resuelve con o sin tratamiento hacia los tres o cuatro meses de edad.  Los pacientes tienen un crecimiento y desarrollo normal y no hay secuelas a largo plazo.

Sigue a Sonia y mira cada uno de sus TIPS en sus redes sociales. Clic AQUI.

¡Déjanos tu comentario!
The following two tabs change content below.

Sonia Trujillo

Colaboradora
Mami de una preciosa e inteligente niña llamada María Fernanda. Además, es pediatra de profesión. Sin embargo, expresa "cuando mi hija se enferma, me estreso como todas las demás. Su hobbie es bailar. Le encanta leer libros de superación. Le fascinan los chocolates. Su debilidad son sus zapatos. "Considero que las mujeres nos debemos apoyar más, dejar de criticarnos y empezar a apoyarnos. ¡Empecemos el cambio!".
Loading...