Con solo poner dos huevos dentro de una bolsa podrás obtener un rico y saludable omelette

Los huevos resultan fáciles de preparar, combinar y consumir ya sea como parte principal o como ingrediente. Esta será tu receta favorita...

Si, así como lo ves. Te olvidarás de los sartenes y el aceite para hacer huevos. Es tan fácil que podrás hacer un omelette a tus hijos por la mañana. Será tu desayuno favorito, te lo aseguramos.

La proteína del huevo es considerada como patrón de referencia para comparar nutricionalmente a las demás proteínas de los diferentes alimentos.

El huevo es un alimento muy práctico y altamente nutritivo que debe formar parte de la dieta habitual. Excepto que bajo alguna condición de salud o prescripción médica deba o haya sido excluído.

Los huevos resultan fáciles de preparar, combinar y consumir ya sea como parte principal o como ingrediente. Puedes combinarlo en todo tipo de platos como desayunos, ensaladas, pastas y postres.

A nivel calórico, un huevo entero de 50 gramos de peso aporta aproximadamente unas 80 calorías.

Las grasas que predominan en el huevo son ácidos mono y poliinsaturados (principalmente acido linolénico-Omega 3), muy beneficiosos para el organismo. Su grasa es de fácil digestión.

También están presentes la lecitina, los fosfolípidos y el colesterol.
En 100 gramos de huevo el aporte de grasa es de 10-12 gramos y 550 mg de colesterol.

9Empecemos con la preparación:

Si bien puedes comerlos, fritos, pochados o revueltos, una de las combinaciones favoritas de muchos son los omelette.
Eso sí, a veces toma demasiado tiempo preparar esta delicia, porque requieres de bastante tiempo e ingredientes. Sin embargo, existe una increíble receta con la que no tardarás tanto y, lo mejor de todo, es que no dejarás un desastre ni necesitarás un sartén.