Ni nos hemos casado cuando ya estamos pensando en las fotos de la boda. El fotógrafo es vital, sin embargo elegir el sitio para tu boda es mucho más importante. ¿Se te hubiera ocurrido casare en el monte Everest?
La belleza de la foto la componen principalmente el lugar y la luz que pueda haber en él.
Hoy te presentamos a la pareja  que decidió casarse más cerca del cielo. Dieron el «sí» en el monte Everest después de caminar tres semanas hasta llegar al lugar planeado.
Algunas personas son muy originales a la hora de planificar una boda. Prefieren alejarse de los festejos tradicionales y hacer una fiesta atípica. Ese es el caso de Ashley Schmeider y James Sisson, una pareja que se pasó un año entero planeando casarse en el campamento base Everest. Este lugar se encuentra a un poco más de 5000 m de altura. Y no solo eso… también tuvieron que entrenar para poder lograrlo.Llevaron con ellos a un fotógrafo, Charleton Churchill, quien registró toda la travesía de la pareja. Sus estados de ánimo, sus emociones y la lucha contra las condiciones del clima.

Tuvieron que enfrentar el frío, la nieve y la altura para llegar al fin a su destino. Sin embargo, esto no fue un impedimento para lograr su más grande sueño.

Los hoy esposos querían tener el recuerdo más romántico y dulce de su boda. Del día donde dijeron SI.

Para todas aquellas parejas aventureras que gustan de bodas fuera de lo común, no solo tienen escalar el monte Everest como opción. Los lugares atípicos para celebrar matrimonios son cada vez más comunes.
Algunas pareja osadas se han casado en la cima del Empire State Building en Nueva York o en un globo aerostático por los cielos de Turquía… ¿y tú? ¿Te animarías a casarte en la cima de una montaña?

Caminaron muchísimo para llegar a su destino

Un escenario espectacular

Fotos perfectas

Amor en las alturas

Por fin juntos

Las mejores tomas

La emoción al ver sus fotos de boda