Los pilares de una mamá emprendedora es lo que la sustenta y fortalece. Aquello que permite que se mantenga en pie para desarrollar una plataforma de expansión. En mi caso soy mujer, soy mamá, soy coach y emprendedora.

por Ada Rah de Mujeres Infinitas

El primer pilar es aprender a descubrir tus talentos y creer en ellos. A partir de ahí podrás desarrollar un proyecto. Descubrir tus talentos es lo que te hace única y autentica. Aprender a identificar aquello que te gusta, lo que te apasiona, aquello que harías incluso sin recibir nada a cambio.

El segundo pilar es reconocer todos tus capitales, porque la primera barrera de muchos emprendedores es su estado financiero. Cuando realmente el capital más importante de un emprendedor son sus ideas y su talento.

El tercer pilar son las ganas, tu idea te tiene que gustar hasta el punto que te quite el sueño no desarrollarla. Te aseguro que tu pasión, tu amor tu entusiasmo harán que se abran muchas puertas.

El cuarto y muy importante es la auto gestión. Todo emprendedor debe aprender a desarrollar disciplina para auto gestionarse.

Aprende a tener un proyecto de vida

En mi caso la maternidad me motivó a enfocarme en un modelo de negocio que me permitiera compartir e involucrarme mayor tiempo en las actividades de mis hijos. Adicionalmente, que pudiera estar a nivel mundial. Motivo por el cual el formato de mis talleres y conferencias son On Line.

Cuando me refiero al concepto de emprender, me voy a su definición básica: PONER EN ACCIÓN. Más allá de iniciar un negocio o no. Es aprender a tener un proyecto de vida. Porque tener un propósito hace que todo tenga sentido.

Dentro de mis propósitos como mamá emprendedora se encuentra el coaching, te describo su utilidad. Hay situaciones que muchas veces no nos satisfacen, a partir de las cuales generamos resultados que no nos gustan. Estos, recurrentemente nos generan los mismos problemas. Quisiéramos hacer cosas de otra manera, pero simplemente no sabemos cómo. No logramos detectar siquiera qué es aquello que hacemos mal. Cuando ello sucede, se ha abierto un espacio para el coaching.

Porque hago alusión a este concepto, porque las mujeres tendemos al encierro y estado de victimización, pensando que solo a nosotras nos sucede. Te invito a abrirte, reconocer cuan do algo sucede qué te está limitando o sencillamente por ti sola no lo has logrado. Abrirse a recibir ayuda es un acto de valentía y autodescubrimiento para que todo mejore.

Yo me he enfocado en la mujer porque he vivido grandes procesos de transformación. Así como he logrado lo que deseo, me he propuesto acompañar a otras mujeres a lograrlo. Mi proyecto tiene por nombre mujeres infinitas porque CREO que el poder de una mujer es infinito. Dentro de los pilares que potencio en una mujer es el de los sueños, porque CREO que los sueños son para cumplirse.

Te invito a inscribirte en mi taller On Line «Yo Soy Enprendedora» donde tu recorrido te hará materializar ese proyecto que tienes ya rato en mente esperando el momento «adecuado».

¡Ahora es tu momento para lograrlo!

Conóceme más aquí.