¿Has escuchado reclamos después de tu boda? Seguramente, familiares, amigos o conocidos te dejaron de hablar y hasta de seguir en redes sociales por una sola razón. ¿Cuál?

Por no haberlos invitado a tu boda…

Sabemos que hay bodas de diferentes dimensiones. Bodas íntimas, otras más pequeñas, grandes y otras demasiado despampanantes (invitan hasta las mascotas de las familias).

Todo esto depende de los presupuestos y en muchas ocasiones de las personas que pagan la boda.

Llevo más de un año de casada y sé que todavía hay personas (familiares y amigos) que me reprochan, aunque no me lo digan, el no haberlos invitado a mi boda. En muchas ocasiones, los novios se ven obligados a hacer una depuración exhaustiva de la lista de invitados.

Este fue mi caso. Al principio, definimos que queríamos una boda íntima de 60 personas. Lo cual fue totalmente imposible. En mi caso, mi familia es demasiado grande (por parte de mamá). Por el lado de mi novio, le quedaba perfecto y hasta podía regalarme uno que otro puesto, lo que ni le propuse porque no era justo.

En nuestro caso, decidimos costear nosotros los gastos de la boda. Esto nos restringió más. Tuvimos la ayuda de nuestros papás, sin embargo la mayoría de gastos los pagamos nosotros.

Al final, la lista llegó a 100 invitados. Y debo de confesar que muchos amigos de años de familia se quedaron por fuera. Además de amigos de niñez y de colegio.

Si no te has casado aún, no sabes lo difícil que es elegir a quién SI y a quién NO invitar.

Obvio, al no recibir invitación, las personas piensan que no les importas, que no son especiales para ti o que preferiste a otras personas en el momento.

Aquí va la verdadera razón…

Es super complicado complacer gustos o quedar bien con todos. Si hubiese sido una boda grande o con mucho más presupuesto, seguro y hubiera invitado hasta los abuelitos de mis amigas del colegio.

No es que no seas importante para la novia o para el novio, simplemente toca hacer un balance.

En mi caso, invité a mi familia más allegada, no fueron mis primos. Solo contando a mis tíos se me llenaban mis 50 cupos. Dejé por fuera a los que tenía años de no ver. En cuento a amigas, invité a las que frecuento más y con las que más me relacionaba al momento. Obvio, tengo MUY buenas amigas de la U y del colegio, pero no las invité. Esto trajo muchas caras largas y hasta el momento muchas no me hablan.

Ni que decir de vecinos que me conocen desde chica, tampoco los invité. Tuve que elegir a los que realmente están directa o indirectamente más cerca de mi.

Ahora, ¿después de leer esto, sigues pensando lo mismo?

No es que la novia no te tenga cariño o no te valore. Tampoco, es que no eres importante para los novios.

Ojalá los invitados se dieran cuenta todo lo que una batalla para elegir la lista de invitados:

-Cada puesto equivale no solo al costo de una cena, si no al alquiler de la silla donde se sienta, mesa, mantelería y hasta decoración.

-Súmale la presión de los papás de los novios diciendo y convenciendo por agregar a más personas a la lista de invitados.

-Si es en un hotel, hay un límite de invitados.

-El costo de una cena de niños es parecida al de un adulto. Además, que siempre ocupan un puesto.

Ahora, ya lo sabes. Esta es la razón por la que muchas novias se ven obligadas a reducir su lista de invitados: su presupuesto. No es que tal vez no tengan para hacer una boda más grande o para gastar más. Sin embargo, después de la boda se vienen muchísimos gastos que la nueva pareja debe tener en cuenta.

De hecho, cuando vuelvas a tener un invitación de boda en tus manos, ni dudes en asistir. Haz todo lo posible, no sabes a cuántas personas los novios dejaron de invitar para tenerte a ti ahí ese día tan especial.

 

¡Déjanos tu comentario!
The following two tabs change content below.

Martha Lopez

Editor in Chief at S3 Media & Services
Editora de Así Soy Mujer, licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Descubrió que escribir es un arte y es un medio hacia la felicidad. "Cuando expresas lo que sientes te abres a un mundo que no conoces, pero que tiene corazón y que necesita de información creativa, original y que transmita emociones".
Loading...