Después de tener dos niños y usar pañales de tela con ambos, hoy en día me considero toda una experta en lavado… Por eso hoy quiero darles algunas recomendaciones a todas aquellas embarazadas que se preparan para la llegada de su bebé, y estén por lavar la ropa del bebé.

Aquí les ofrezco 6 pasos para lavar la ropita del recién nacido:

Remueve las etiquetas de toda la ropa nueva.

Ya sean pijamas, colchas o toallas. Trata de remover cualquier pedacito plástico por muy pequeñito que se vea. Mas de una vez me ocurrió que le dejé, sin querer, alguna puntita de plástico a algún calcetín, que lastimó a mi bebé. Además si le dejas adhesivos a la ropa, estos se pueden derretir, manchando permanente la tela de su ropa.

Separa la ropa usada de la nueva

Muchas familias conservan ropa de sus integrantes que pasan de generación en generación. O simplemente amigos pueden obsequiarte la ropita que sus niños ya no usan. Pero es importante que la primera vez que laves la ropa usada la revises bien, esto es para ver si esta tiene moho, esta manchada o tiene algún mal olor.

La primera lavada debería hacerse con un ciclo de lavado con agua caliente, y si la ropa tiene mal olor o moho, hasta un poquito de cloro o vinagre, para eliminar cualquiera de esos problemas. Seguido por otro ciclo de lavado regular y doble aclarado con agua (tomando en cuenta el tipo de tela). Usa agua caliente solo para colores claros. Después de este lavado intensivo, puedes lavar la ropa usada con la nueva sin problema.

Usa un detergente “libre de perfumes”

Es curioso como tradicionalmente en Latinoamérica entendemos que el “olor a bebé” se relaciona con perfumes para niños.

Las grandes marcas de jabones para bebés están cargados de perfumes fuertes, que son muy agresivos para el sensible olfato del recién nacido. Por ello por experiencia propia, trata siempre de usar jabones sin perfumes o colorantes, también puede ayudarte a prevenir el desarrollo de alergias en la piel. También evita el uso de suavizantes con perfume. Elige la versión para piel sensible, o usa vinagre blanco como una alternativa suavizante y natural para el lavado.

Seca la ropa al sol o en la secadora

Si usas la secadora, no es necesario usar las toallitas para secar, es preferible que busques bolas de lana para la secadora.

Dobla la ropa y ponla en un lugar de fácil acceso

Haz que toda la ropita del bebé esté en lugares donde se te haga fácil encontrar lo que necesitas, de forma rápida.

Mantén la ropa sucia en un cesto aparte

Te darás cuenta cuantas veces se cambia a un recién nacido en un día, ya sea por que la ropa se manche por un poquito de leche, reflujo o un pañal explosivo (prepárate para ver cientos de estos.) Es recomendable mantenerla aparte y lavarla separada, para mantener un orden y percatarte de las piezas que usas mas a menudo, al igual de descartar aquellas que ya no le queden a tu bebé.

Espero que estas recomendaciones les sea de utilidad, y no duden en escribirnos a la redacción con cualquier otra preguntita.

Cariños!

¿Te gustaron las recomendaciones de Cristal? Más te gustará su canal en Youtube. Síguela en sus redes sociales y conoce su canal aquí.

 

¡Déjanos tu comentario!
The following two tabs change content below.

Cristal

Fui Au Pair en los Estados Unidos, hoy en día soy Madre de dos varones, esposa; los niños de mi vida cambiaron mi perspectiva en todos los sentidos. Desde este rincón comparto mis experiencias con la intención de acompañarte en la tuya como madre. Acompáñame en la aventura de ser mamá, frente a los retos de nuestra generación millenial
Loading...