Y… solo hasta que estamos lejos de casa es que nos damos cuenta del tesoro tan valioso que significa tener una familia. El hecho extraordinario de tener un hogar, un amor verdadero y sincero de corazón. Hasta ese momento que estás en otro país es que nos damos cuenta que es una bendición de Dios.

Por Nathalia Duarte 

Cada día que pasa me siento agradecida por tener la familia que tengo, siento que ha sido mi mejor regalo. Mi vida no sería igual sin ellos, Ahora que, no vivimos juntos, la relación se ha fortalecido más. No hay un día que no los piense y son los seres que más amo, a todos los amo, ese siempre ha sido mi motor de vida.

Me siento afortunada, de haber compartido 29 años de mi vida a su lado. Soy la persona que soy gracias a su amor incondicional, al apoyo, las enseñanzas, el estudio, las correcciones, su paciencia e inteligencia para cumplir el papel de los mejores padres del mundo. Eso para mí son ellos, los mejores papás del mundo que Dios me pudo haber dado.

Antes de cumplir mis 30 años decidí irme a vivir a Panamá, e ir en búsqueda de mis sueños y objetivos; el de tener un hogar al lado de un hombre que amara, y ese hombre es mi futuro esposo.

Parte de mis sueños es poder vivir cerca de ellos, verlos constantemente. Me gustaría tener la oportunidad de tenerlos aquí cerca de mi familia. Le pido a Dios me bendiga con un hijo en su tiempo para cumplir ese anhelo de mis padres, especialmente, el de mi papá, ese es mi mayor deseo.

Quiero decirles…

Nunca quiero que olviden que son mi motor de vida, que los llevo en mi corazón y que muchas cosas de las que hago también son por ustedes. Quiero que los últimos años de sus vidas vivan más tranquilos. El día día trae mucho afán y eso cansa, y genera radicales libres, me encantaría verlos descansar y viajar (más jaja), que sigan gozando de buena salud, ese es el presente futuro que veo con ustedes.

Yo me voy a encargar que eso se haga realidad, que ustedes empiecen a disfrutar cada día más la vida sin preocuparse por nada. Ya mucho han hecho por nosotras y nos han dejado un legado muy importante en la vida, el legado de la familia es el legado más valioso que existe.

Los ama, su hija menor.

Sigue a Nathalia en su Instagram aquí.