Hoy en día los pañales de tela están de moda; vienen con sistemas más parecidos a los desechables. Son fáciles de usar dentro y fuera de casa, con cubiertas impermeables. Vienen en distintos colores y estampados. Te ahorran dinero y ayudan a disminuir la cantidad de basura producida por nuestros bebés. Es decir, disminuirán su huella de carbono en comparación a la opción desechable.

Por Au Mami, Cristal

Cuando estaba haciendo la lista de regalos para el baby shower de mi primer hijo Charles por internet, me llamó la atención la existencia de pañales de tela. Así que le di click a esa opción y me enamoré al ver los colores y estampados disponibles, pero aún no estaba convencida.

Así fue como empecé a investigar a profundidad sobre el tema, conseguí que había todo un movimiento underground en los Estados Unidos y Europa. En él, padres principalmente motivados por una opción mas ecológica, habían resuelto que la respuesta estaba en el pasado, como las abuelitas atendían las necesidades básicas de eliminación de sus bebés: Pañales de tela.

Si no sabes nada al respecto, después de usar pañales de tela con mis dos hijos por casi 3 años, aquí te confirmo 5 razones a considerar para usar pañales desechables de nueva generación.

Toma nota:

#1 Ahorrarás MUCHO dinero.

Se estima que un año de pañales desechables puede costar hasta $1.000 (en Estados Unidos). Este monto se incrementa con cada año que el bebé pase en pañales, ya que puede tomar entre 18 meses hasta 3 años que un bebé deje los pañales. Si comparas esta cifra al costo de una colección de pañales de tela (de 16 a 30 pañales todo en uno, extra absorbentes, bolsas ecológicas, pañales ajustados para la noche) el costo total puede variar de $150 a $500, dependiendo de la marca y cantidad que desees comprar. Si el presupuesto es algo importante para tu familia, dos lavadas extras a la semana, te ayudarán a reducir costes. Además, si los mantuviste en buena forma, puedes revenderlos después de usados a otra mamá… Esta es una razón más que obvia a considerar.

#2 Son ecológicos.

Al reciclar los mismos pañales, estarás ahorrándole al planeta aproximadamente 6.000 pañales al año por bebé. Tomando en cuenta que tomará hasta 500 años para poder desintegrar cada pañal… el beneficio ecológico es evidente. Con el paso de los años, hay gente que argumenta que se consume mucho agua al lavar los pañales, cierto, pero si consideramos que los pañales de tela pueden ser reutilizados por varios niños, el beneficio aumenta, ayudando a varias generaciones de infantes a comenzar sin dañar (tanto) nuestro planeta.

#3 Preservan la salud de la piel del bebé.

Aunque yo tenía 12 pañales de tela, no fue hasta cerca del primer mes de vida de Charles, cuando una irritación constante causada por los pañales y toallitas desechables, me motivó a usar pañales desechables a tiempo completo. Los pañales de tela son delicados en la colita de bebé, son hechos de diversos tejidos como microfibra, algodón, hemp, bambú, entre otros, que contribuyen a evitar la pañalitis o rozaduras, ya que no contienen químicos que pueden causar irritaciones o alergias. Un pañal de tela es eso, TELA sobre la colita del bebé, simple y delicado.

#4 Son fáciles de usar.

Gracias a todas las personas que crearon la nueva generación de pañales de telas, hoy en día estos sistemas son muy parecidos a los pañales desechables, todo el mundo los puede usar sin mucho conocimiento sobre el tema, tienen botones o velcro para ajustar, elásticos a los lados para evitar derrames de líquidos o popó, que hasta los papás pueden usar si problema. Mi esposo es todo un experto.

 

#4 Son Hermosos.

Vienen en estampados y colores hermosos que pueden ser usados como parte de la ropita del bebé. Irresistiblemente hermosos.

Hoy en día, cuando mi hijo mayor esta dejando los pañales, puedo ver cómo crecen con el bebé. Los ha usado desde que tenía un mes, hasta ahora cuando los usa en lugar de pantaloncitos de entrenamiento (pull ups). Sin duda alguna, es una opción disponible para los padres milennials que buscan ahorrar, salvar el planeta y lucir trendy mientras tanto.

¿Tienes duda sobre cómo usarlos? Entonces, mira este video.