México experimentó ayer un terremoto de magnitud 7,1 en la escala de Ritchter.

Esta mañana, el Gobierno de Panamá informó este miércoles del fallecimiento de una ciudadana panameña de 55 años en el terremoto de magnitud 7,1 en la escala de Richter que sacudió ayer con violencia el centro de México.

La víctima, cuya identidad no ha trascendido, llevaba viviendo en la capital mexicana cerca de 10 años y falleció como consecuencia del derrumbe del edificio en el que se encontraba en el momento del sismo, explicó la Secretaría de Comunicación del Estado.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, “se ha puesto en comunicación con los familiares de la víctima para ofrecer todo el respaldo necesario” y ha extendido una vez más sus condolencias al pueblo mexicano, según el comunicado oficial.

Según fuentes, hay muchos edificios derrumbados. Aún continúan las tareas de rescate y se desconoce todavía el número de desaparecidos.

El temblor se produjo a las 13.14 hora local (18.14 GMT), dos horas después de efectuarse un simulacro conmemorativo del poderoso terremoto de hace exactamente 32 años (19 de septiembre 1985), que fue de magnitud 8,1 y que dejó miles de muertos en la capital.

También ocurrió 12 días después del sismo de magnitud 8,2 registrado el 7 de septiembre, el más poderoso desde 1932 en el país y que causó 98 muertos.

Aproximadamente 225 personas han muerto, entre ellas una veintena de niños al derrumbarse una escuela en Ciudad de México. Los servicios de emergencias trabajan sin descanso para rescatar a supervivientes.