Cuando tenemos el hábito de levantarnos temprano, no solo van ligados a la productividad del día, sino también al bienestar mental, satisfacción con uno mismo y mantener otro tipo de energía saludable durante un día.

Por Natalia Duarte

Muchos estudios psicológicos han concluido que madrugar es una de los hechos que más influye en la satisfacción vital, la autoestima, y sobre todo en la felicidad.

Mentalízate que vas a levantarte temprano:

  • Posponer la alarma empeora las cosas al inducir al cuerpo a un nuevo ciclo de sueño, así la sensación de sueño es aún mayor.
  • Desde la noche anterior debemos pensar en que vamos a madrugar, ya que sus hormonas se ponen en estado de alerta.
  • Realiza algún tipo de ejercicio o entrenamiento durante 45 min. Y toma mucha agua durante el día para reponer los líquidos que se pierden y activa al organismo.
  • No agendar las tareas más pesadas para la primera hora del día, esto hará que nos cueste más trabajo levantarnos, y no aprovechamos igual el resto del día y será más difícil levantarnos. No tener cargas cognitivas, dejar alistada la ropa del siguiente día y dejar algo adelantado del desayuno.
  • Si te despiertas con la luz natural tendrás mayor vitalidad y mejor capacidad cognitiva para realizar todas las actividades durante el día.
  • Qué es eso del reloj biológico? A esto se le llaman los cronos tipos, y es la razón por la que a unas personas les cuesta más madrugar a cierta hora que a otras.
  • Levantarse siempre en el mismo horario, hace puedas controlar los ciclos de sueño.

Sigue a Natalia en sus redes sociales como @Doitforfitpanama