Cuando nos hablan de la realeza tendemos a pensar que todo lo que la rodea es lujos excesivos y que todos sus extravagantes deseos se hacen realidad. Bueno, en parte es así, pero cuando nos centramos en la comida de la Reina Isabel II, el asunto se pone mucho más sencillo de lo que parece.

A diferencia del príncipe Felipe, quien tiene un paladar muy exigente, la Reina simplemente come para vivir y no se concentra tanto en los detalles de los platos. ¿Quieres saber qué es lo que come la figura máxima de la realeza británica? ¡Te lo contamos!

reina isabel playlist1

Una regla básica de su dieta es no comer almidón. Así que el pan, el arroz, la papa, la pasta y otros alimentos con alto contenido de este glúcido no están de ninguna manera presentes en lo que come. Probablemente este sea uno de los cuidados que la mantiene tan saludable a sus 91 años.

¿Y su postre favorito?

Cuando no tiene que estar participando de enormes banquetes en mesas largas e interminables, la monarca opta por los vegetales, el pescado o el faisán. En cuanto a su «pecado dulce», el chocolate es lo que la obsesiona. Claro, no cualquier chocolate. Debe ser negro amargo, nada de chocolate con leche o chocolate blanco.

Mucho se ha hablado acerca de los tragos que la Reina toma durante el día, pero de acuerdo con Darren McGrady (su anterior chef en el Palacio) esto no es cierto. Si bien unas de sus bebidas favoritas son la ginebra y el Dubonnet, está lejos de beberlas todos los días. Lo que sí no puede faltar en su rutina diaria es el té, cuyo preferido es el Earl Grey.

tea 381235 640

¿Ves que su dieta no es tan complicada como puede parecer? Obviamente, la comida saludable la acompaña desde siempre y eso es algo admirable cuando tienes al alcance de tu mano prácticamente cualquier cosa que desees, ¿no lo crees?

Nota retomada de www.vix.com