Al momento de enterarnos que estamos en la dulce espera nos preocupamos por decidir si le daremos leche materna o formula al futuro bebé.

Más allá de si me saldrá leche suficiente o la fórmula le sentará bien a mi bebe, vendrá la etapa de los alimentos. ¿Te imaginas el momento de prepararle su comidita?

Por Claudia Sierralta de Cook for the Baby

Es hasta el cuarto o quinto mes de vida de nuestros hijos, cuando visitamos al pediatra que sabemos que todo empezará… Él nos sorprende con la noticia de que debemos prepararnos porque pronto comenzaremos con los primeros alimentos complementarios.

¿Y de qué se trata todo esto? Mil preocupaciones llegan a nuestros pensamientos y nos encontramos en un camino con muchas vías y no sabemos cuál tomar.

Mi consejo como mamá y como chef sobre lo que debemos hacer, es consultar con el pediatra. Él nos orientará en la misión de que debemos darles a nuestros hijos al momento de sus primeros alimentos. El nos indicará qué dar en el momento adecuado según el desarrollo de nuestro bebé.

En el camino entraremos en dos vías para la alimentación complementaria: las papillas y el nuevo baby led weaning que conseguiremos en muchos post en las redes sociales.

¿De qué tratan estas formas de alimentación?

La primera es la tradicional, comenzar con purés y poco a poco ir cambiando las texturas de los alimentos. Pasando por los semi sólidos y culminar con los sólidos.

La segunda es comenzar desde el principio de la alimentación presentando los alimentos de forma natural. Claro, con mucho cuidado, tal y como son para que el bebé se acostumbre a comer solo y de todo. Por ejemplo, servir un trozo de banana entero o una zanahoria en tiras previamente cocinada al vapor, antes que servir un puré de zanahorias. Los estudios indican que ellos por naturaleza podrán comerse dichos alimentos e incluso sabrán cuánto comer.

Yo como mamá, tenía mucho miedo de presentar alimentos enteros a mi pequeña, pues no le salieron los dientes al la edad normal. En esa espera, decidí comenzar con purés y progresivamente ir adaptando la dieta hasta que llegaran los ansiados dientes. Mi recomendación es que podemos jugar con un poco de ambos métodos, servir al inicio purés y luego ir presentando los alimentos blandos (con cocciones dependiendo el caso).

Siempre recomiendo a las mamis que ofrezcan al pequeño una alimentación variada y colorida. Podemos lograr unos purés muy llamativos si le damos a los vegetales las cocciones adecuadas.

Secretos para que los alimentos sean llamativos para el bebé

La cocción:

El mejor método de cocción de vegetales es al vapor. Este método nos ayudará a mantener los nutrientes necesarios y colores que captarán la atención del pequeño.

Cocinar los alimentos según la dureza que presentan. Si servimos alimentos en trozos pequeños que llevan cocción, debemos comenzar por los más duros (papa, zanahoria, camote, etc) y por último los más blandos (brocoli, Zucchini, etc).

Si elaboramos purés, debemos vigilar que los alimentos no se se pasen de cocción. Mientras más pequeños cortemos los vegetales, más rápidos se cocinarán.

Para las frutas:

mi recomendación como chef, es lavarlas muy bien y eliminar las piel de las frutas pues en los primeros meses el pequeño aún no está preparado para digerirlas. Podemos presentarlas ya sea aplastadas para obtener un puré grumoso o rallarlas.

No recomiendo la fruta cocinada, pues al principio de la alimentación muchos pediatras indican la regla de los tres a cuatro días para descarte de alergias o intolerancias a los alimentos. Consulta a tu médico sobre esto.

Por último tenemos las proteínas animales. Dependiendo de la edad del pequeño se las iremos introduciendo poco a poco, por lo general irán en sopas o cremas al principio. Lo importante es que estén bien cocinadas para evitar algún riesgo de contaminación en la preparación.

Es importante tomar nota de todos los alimentos ofrecidos al bebé. Debemos estar atentos ante cualquier advertencia de que algo no está bien.

En el caso de intolerancias o alergias, notificar al pediatra y él nos indicará qué debemos hacer. Pregúntale al doctor cuáles son los alimentos recomendados por etapa,  el es nuestro mejor consejero y por eso lo escogimos.

Educando su paladar

Recordemos que estamos creando hábitos alimenticios en el futuro adulto. Debemos hacerlo de manera respetuosa y con mucha paciencia.

Al principio algunos bebés rechazan alimentos, esto sucede porque ellos están aprendiendo a comer y debemos tomar la dedicación e insistir poco a poco en un ambiente relajado y armónico, tratando de que la familia comparta este momento tan maravilloso como lo es el comer.

Buen apetito para todas las mamis y sus pequeños.

Sigue todas las recetas que Claudia te dará para tu pequeño en su Instagram @Cookforthebaby