Hoy celebramos el Día Mundial de la lucha contra el SIDA 2017. Cada 1 de diciembre apoyamos este movimiento a nivel internacional.

La canción la encontrarás abajo.

Es importante que conozcamos generalidades vitales de esta enfermedad. De forma recurrente se escucha hablar sobre la infección por VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) y del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) como si fueran sinónimos. Sin embargo, esta es una idea equivocada, ya que tener VIH no significa tener sida.

Estar infectado con VIH es haber estado expuesto al virus, pero no necesariamente se tiene que desarrollar la enfermedad. De hecho, se puede permanecer sin síntomas (portador asintomático), por mucho tiempo. Aquí, el sistema inmunológico queda debilitado por el virus que lo ataca y, por lo tanto, disminuye la capacidad del organismo para defenderse frente a enfermedades o infecciones llamadas «oportunistas».

Por su lado, el sida es una condición causada por el virus del VIH, que ataca fuertemente al sistema inmunológico por lo que deja de funcionar de forma eficaz, volviendo al organismo susceptible de padecer cánceres e infecciones raras. Aquí aparecen los síntomas de enfermedades “marcadora, es decir, aquellas que típicamente están relacionadas con el avance de la infección ante el deterioro del sistema inmunológico.

¿Cómo actúa el virus?

El VIH ingresa al organismo a través del torrente sanguíneo y como cualquier otro virus, no puede sobrevivir en forma independiente, sino que debe hacerlo en el interior de una célula. Ésta virus tiene la particularidad de invadir y destruir a los linfocitos CD4, subgrupo de los glóbulos blancos, encargados de dirigir el funcionamiento de todo el sistema inmunológico.

Dentro del linfocito CD4 el virus comenzará a reproducirse hasta destruirlo, transmitiendo su información genética de forma tal que se crearan nuevas células que en lugar de defender al individuo destruirán las células que debían defenderlo. De este modo, a medida que el virus se reproduce, el organismo se hace cada vez más vulnerable quedando disminuida su capacidad de defensa ante la presencia de otras enfermedades.

La única manera de saber con seguridad si alguien está infectado con VIH es a través de un análisis de sangre en el laboratorio.

Un resultado positivo solamente indica que el organismo ha producido anticuerpos en respuesta a la infección por el VIH. En ningún momento se puede afirmar que esa persona tiene sida, ya que el diagnostico de esta enfermedad es exclusivamente clínico.

Con información de Vanidades.com

En este día tan especial, te queremos compartir una hermosa canción llamada «Comiéndote a Besos», de María de los Ángeles Rozalén Ortuño, conocida artísticamente como Rozalén.  Una cantautora y compositora española que se caracteriza por la intensidad de sus canciones. Esta canción fue compuesta en honor a personas con SIDA.

Desde que comenzó a cantar, Rozalén ha prestado su voz para los conciertos benéficos que le propusieran. Gestos solidarios, desde el dirigido a las personas sordas con una intérprete en sus conciertos y su compromiso con los asuntos sociales hablan mucho y bien de ella. A pesar de que el VIH es un tema poco visto en la música ella lo ha sacado a relucir en su canción «Comiéndote a besos», de su primer disco «Con derecho a…».

Disfrútala:

Te dejamos la hermosa letra:

Fueron cuatro los segundos que pasaron
Hasta que pude encontrarte entre los rostros congelados
Y pasó una eternidad al mirarte y contemplar
En tus ojos reflejada mi mirada
Y hoy bendigo las razones casuales por las que
Decidiste elegir mi banco para esperar, para encontrar
Fue tu rose, fue tu aroma, despertando mis hormonas,
Lo que me obligó a cerrar la mente y respirar,
Y controlar la activación

Y mi razón se convirtió
En buscarte entre las calles, en los parques, tiendas, bares
En sonrisas y destellos de cristal
Quien siguió la consiguió
Y esta historia comenzó a brillar
Y un buen día te atreviste a confesarme que tenías
Tanto miedo a que yo supiera de tu realidad, y no comprendes

Que no es tu signo positivo
En que invierte en conflictivo, las cosas del querer
Que eres tu quien me revuelve, que eres tu quien me enamora
Tu quien me convierte en la mejor persona
Y si tengo que gritarte lo que siento
Te digo que te quiero con tu suerte, con tu mierda,
Con pasado, con presente, con o sin enfermedad
Y tú no vez que quiero seguir comiéndote a besos
Y tú no vez que quiero seguir comiéndote a besos

Y es que el miedo que yo tengo es simplemente
No poder saborearte lo suficiente
Es dejarte escapar, es vivir sin apostar
Por quien juega con la mano más potente
Son tus ojos, no tu sangre, los que arrastré a mi cama,
Cada noche y cada día al despertar

Y es tu sexo, no tu sangre, el que se adentra protegido
Entre los huecos más oscuros de mi intimidad, y no comprendes
Que es tu risa, no tu sangre, quien contagia de alegría,
Las esquinas, los rincones de mi vida
Que eres tú, que no es tu sangre, quien invade de felicidad mis días

Que no es tu signo positivo
En que invierte en conflictivo, las cosas del querer
Que eres tu quien me revuelve, que eres tu quien me enamora
Tu quien me convierte en la mejor persona
Y si tengo que gritarte lo que siento
Te digo que te quiero con tu suerte, con tu mierda,
Con pasado, con presente, con o sin enfermedad
Y tú no vez que quiero seguir comiéndote a besos
Y tú no vez que quiero seguir comiéndote a besos

¿Te gustó la canción?