Se acerca la Navidad y el final del año y uno de los dolores de cabeza para los propietarios de mascotas es la pólvora. ¿Ya pensaste en ello?

Para muchas mascotas, produce efectos de miedo, angustia y ansiedad.

Sabías que, los perros, por ejemplo, pueden detectar sonidos débiles a una mayor distancia que los humanos (hasta 7 veces). Esta gran sensibilidad los obliga a ignorar gran cantidad de sonidos para disminuir su estrés.

Por su parte, en los gatos, el oído es el segundo sentido más desarrollado. De ahí la importancia de evitarles padecer ruidos excesivos. El gato tiene un oído mucho más agudo que los perros es por esto que suelen esconderse inmediatamente cuando perciben un sonido estridente.

Toma estos consejos para que tu mascota también disfrute estas fechas y no se asuste con los cohetes:

-Mantén algunas luces prendidas. Mantener una luz encendida calmará a tu mascota y la hará sentirse más segura, en vez de que esté asustada en un cuarto oscuro. Si sales en navidad y no estás con ella a plenas 12, dejar una luz encendida es excelente recomendación.

-Cierra las cortinas de la habitación. Esto también ayudará a detener los destellos de luz que afectan a tu animal doméstico.

-Planea usar sonidos familiares para ahogar la bulla de los fuegos artificiales. La música de la radio o el televisor encendido son sonidos familiares que pueden calmar a tu mascota.

-Este es el momento de familiarizarlos con el ruido. Puedes descargar de internet sonidos similares a los cohetes y ponerselos.

 

-No castigues, ni regañes, ni mucho menos encierres a la mascota cuando se asuste con el ruido de la pólvora. Eso es malo para la salud mental del perro o gato.

-Evita abrazar al animal tratando de calmarlo, esto puede generar un efecto contrario y reforzar el miedo.

– Ante la posibilidad de una huida, es necesario que tome precauciones para que el animal no se escape. Siempre debe estar con su plaquita de identificación.

 

Estas recomendaciones te ayudarán muchísimo, pónlas en práctica.