Todas tenemos algo que nos da inseguridad, pero no dejes que esto te impida gozar de lo bello que es la magia del maquillaje. Recordemos que todas somos hermosas así como nacimos en nuestro imperfecto y bello ser.

Por Karen Makeup

Sin embargo, nunca está demás disimular cositas de nuestro rostro como las ojeras, la papada o los cachetes. En este artículo les voy a enseñar unos pasos simples para disimular tus pómulos.

El primer paso

Encuentra el hueso bajo de tus pómulos: Con el dedo indice vas a buscar la parte más profunda debajo de tus manzanas.

Segundo paso

Con un tono dos veces más oscuro que tu tono de piel, crea una definición en sombra. Esto aparentará que tus pómulos son más definidos. Empieza por la oreja y lo traes hasta la parte frontal del rostro (trayendo menor cantidad a esa área).

Tercer paso

Sonríe, sonríele a todo en esta vida, especialmente cuando te pones blush (rubor). Encuentra el rubor según tu tono de piel.

Piel blanca tonos amarillos: un melocotón pastel

Blanca tonos rosados: un rosado pastel.

Piel media tono amarillo: un melocotón, un naranja o un coral.

Media tono neutro (rojo): un rosa vieja o magenta.

Morena tono naranja: un bronce o un coral fuerte

Morena tono neutro (rojo): un vino o un morado

Luego colocas en rubor desde la linea del cabello trayendo menor cantidad de producto hacia las manzanas, todo debe estar detrás del final del ojo (lo calculas con un lápiz o el mango de una brocha).

Cuarto paso

Colócate un iluminador para resaltar el punto alto de tus mejillas (hace que la sobra que dibujaste al principio tenga sentido). El iluminador es como la cereza que culmina todo. Siempre guíate también de tu tono de piel.Blanca: perla. Media: dorados. Morenas: bronces.

Coloca el iluminador en el punto mas alto de tus mejillas y hacia la ceja para estirar el rostro.

 

Loading...