Todas las personas estamos de una y otra manera en contacto directo o relacionados con niños. Por lo tanto, debemos de estar conscientes de la importancia, beneficios e influencia positiva que la meditación tiene en nuestros pequeños. ¡Sobre todo en los tiempos actuales!

Por Sonima Ferrufino, Educación Consciente · Instructora Mindfulness

Es necesario introducir en nuestras rutinas diarias diferentes técnicas de relajación y meditación. Algunos adultos, podemos llegar a equivocarnos en creer que, por su condición de niños, podrían no lograr meditar o relajarse. O, que simplemente, es algo que ellos no necesitan. Esto ocasiona la no validación de sus sentimientos o estados de ánimo y un distanciamiento de nosotros hacia sus emociones y todas las facultades innatas de los niños de hoy día.

Por suerte los padres están siendo más conscientes y despertando a las necesidades emocionales de los pequeños de la casa. Hoy día ya existen muchas formas y métodos que aportan esta relajación y validación de las emociones del menor.

Me gustaría explicarte un poco más sobre la meditación.

¿Qué es la meditación? ¿En qué consiste?

La meditación puede ser definida como una practica ancestral, universal, utilizada mas que nada en oriente. Aunque ya es global su práctica como la necesidad de la misma, se ha definido de muchas formas y existen muchas técnicas de meditación a través de diferentes filosofías.

Lee también: El secreto para criar a niños independientes 

Para mi y la manera en que explico la meditación a las madres e incluso a los niños, es una herramienta que todos tenemos al alcance por medio del cual logramos viajar a nuestro corazón (ser interior) y con la cual nos conectarnos con nuestra esencia divina y escuchamos la voz de nuestra alma. Ya sea utilizando diferentes técnicas de respiración, visualizaciones, meditación guiada o simplemente callar nuestra mente para escuchar nuestro corazón. Esa voz interior que reside en nuestro interior y que es nuestra verdadera intuición.

Con la meditación tanto padres e hijos logran recuperar la energía, y conectarse con la luz y el amor de tu interior.

La meditación y visualización creativa en niños debe ser algo natural, sencillo, diferente, mágico y no impuesto. Debemos de hacerlo divertido para que ellos se mantengan motivados y quieran seguir haciéndolo. Los chicos pueden llegar a ser muy conscientes de sus emociones y sentimientos con una práctica adecuada y disciplinada.

Con la meditación los niños desde temprana edad, logran conectarse con su esencia y desarrollar su espiritualidad. Cada vez más escucho testimonios de madres que me comentan que sus hijos son especiales, que son muy espirituales con un estado de conciencia elevado. Que parecen pequeños sabios o viejitos en cuerpos de niños, que hablan de su misión, de la naturaleza, de sus ángeles y están muy consciente de sus necesidades. ¿Y sabes qué? Es cierto, hoy día estamos rodeados de niños (seres) tan especiales y espirituales que más que una opción, la MEDITACIÓN y visualización creativa es una NECESIDAD.

La meditación puede ser parte importante del crecimiento de los niños ya que esta sencilla práctica les proporciona herramientas y fuerza interior para enfrentarse a presiones y situaciones ordinarias dentro de su desarrollo, de manera más segura, tranquila y consciente.

Algunos beneficios de la meditación para los chicos son:

  • Ayuda a ser niños más creativos
  • Estimula la concentración
  • Genera agilidad mental
  • Relaja y tranquiliza
  • Estimula el sistema inmune (al igual que el efecto y terapia con risa)
  • Conectar con sus emociones y sentimientos
  • Auto control y fortaleza interna
  • Reduce los niveles de estrés del día a día
  • Ayuda a liberar bloqueos emocionales
  • Reduce la impulsividad y rabietas
  • Incrementa la autoestima y confianza
  • Soltar miedos y tensiones externas
  • Desarrollar el pensamiento creativo y la auto gestión
  • Los conecta con su ser interno y espiritualidad
  • Producen cambios positivos en el sistema nervioso autónomo, específicamente en las ramas simpáticas y parasimpáticas, logrando múltiples beneficios físicos
  • Serán niños y niñas MÀS FELICES…en todas las áreas de su vida.

Las ventajas de la meditación en los niños son múltiples

Existen diferentes formas y prácticas que los pueden introducir en este mundo mágico, a través del juego, movimientos, técnicas de respiración, vocalizaciones, visualizaciones, entre otras formas.

Como mencioné anteriormente, sucede que hoy día nuestro hermoso planeta está siendo re-poblando con seres especiales: niños más intuitivos, concientes de su misión y mucho más espirituales. Ellos son los actuales “rompedores de paradigmas” y estructuras sociales. Dispuestos a dar, compartir y enseñar desde sus tempranas edades sobre la luz y el amor incondicional. Suelen tener dificultad con las estructuras tradicionales educativas y tradicionales, reglas impuestas y autoridad. Debido a esto apuesto y recomiendo exponerlos a métodos de educación consciente y metodología educativa más moderna y adaptada a las necesidades actuales. Pedagógicamente hablando necesitamos más seres con inteligencia emocional adaptable socialmente.

Hoy día existen opciones que puedes buscar para proporcionar y facilitarle a tus hijos este espacio y tiempo para que adquiera las herramientas necesarias para que aprendan a crecer en la espiritualidad desde el amor y ellos mismo puedan crear su propio lugar interior para encontrar paz.

Una opción maravillosa es que tú como madre o padre puedas compartir la experiencia de la meditación y luego intercambiar emociones con tu hijos ellos, validando lo que vieron, sintieron y compartiendo.

La intención de la meditación en los niños es lograr la relajación, y para ellos hay algunos aspectos que podemos tomar en cuenta:

  • Si se realiza en grupo, deben de ser de edades similares y preferiblemente en grupos poco numerosos.
  • Un ambiente y ropa apropiada.
  • Buscar un lugar y una posición cómoda donde no sean interrumpidos.
  • Que al niño se le explique sobre la actividad que va a realizar
  • Iniciar con la respiración y hacerlo de una manera progresiva y muy pausada
  • La meditación debe ser corta y apropiada a su edad (ejemplo de 8 minutos para niños de 6 a 7 años)
  • Utilizar una meditación guiada o dirigirla con voz firme, pero muy suave calmante.
  • Se puede estimular los sentidos con luz tenue, música, esencias, mantita, juguetes suaves, incienso, luz de vela, etc.
  • No es recomendable que se realice una meditación después de cualquier comida. Es preferible que tengamos el estomago más bien vació.
  • Se recomiendo tomar uno o medio vaso de agua antes de la meditación.

Sería muy extenso explicar y escribir todas las formas y contendido de una meditación. Con mi experiencia con los niños en este campo, te puedo asegurar que ellos están más listos a este tipo de actividades, más de lo que te imaginas. Una manera fácil de ayudarlos a conectarse con su esencia interior y a meditar sería:

  • Respirar profundamente (inhalando por la nariz y exhalando por la boca) de manera suave, rítmica y puedes decirles que se imaginen que son unos globitos que se llenan y vacían de aire. Aprovecha está actividad para sugerirles, por ejemplo: de qué color es tu globo, como se mueve el aire dentro de ti, por qué no respirar este color y revisas como te hace SENTIR. También puedes recomendarle que cuando inhale; inhale amor, salud, energía, belleza y cuando exhale suelte todo lo que su alma no necesita, que suele con la exhalación sus miedos, dudas, cansancio, enojos, etc.
  • También puedes iniciar con una respiración más corta mientras observan y enfocan en una imagen neutra, como un árbol, una rosa o una vela. Preguntándoles como se sientes mientras respiran, qué recuerdos les llegan a la mente, en qué lugar les gustaría estar y después de un par de minutos de este ejercicio observando fijamente el objeto o imagen, puedes pedirles que cierren los ojos y traten de ver el mismo objeto o imagen con sus ojitos cerrados. Esto no solo es una manera de ver hacia adentro, sino también de callar nuestra mente, conectarnos con nuestras emociones y desarrollar el pensamiento creativo de los niños.
  • Además existen muchas meditaciones guiadas que te llevan a un Jardín de Amor, o Al Arco Iris de luces, o al Fondo del Mar, siempre validando los sentimientos y permitiéndoles viajar a su interior.

Los invito a compartir la experiencia de la meditación con los niños, la cual además nos va a beneficiar a todos; para así lograr y ayudar a crear seres más conectados, relajados y NIÑOS FELICES para el futuro de todos.

Sonima Ferrufino, Mentora en bienestar espiritual y ConSentidos. Síguela en sus redes sociales aquí. 

 

Loading...