Muchas veces me he encontrado con personas que luego de preguntarme a que me dedico y les respondo “¡Soy fonoaudióloga!”, muestran una expresión de interrogante o preguntan “¿Eso qué es?”.

Por: Johana Hall

La fonoaudiología, que también se le conoce como Terapia del Lenguaje o Logopedia, es una disciplina profesional de la salud. Se ocupa de la prevención, evaluación e intervención de niños y adultos, de los trastornos de la comunicación humana, así como la audición y trastornos de la deglución.

Dentro de las Trastornos en las cuales interviene un fonoaudiólogo están:

Alteraciones del lenguaje

En ellas nos referimos a las dificultades en la comprensión o la expresión oral. Es decir, dificultades para expresar los pensamientos e ideas, ya sea de manera oral o escrita. A nivel de comprensión, puede que escuche correctamente la información pero la misma no es comprendida correctamente.

Alteraciones del habla

Nos referimos a las dificultades en la producción de los sonidos necesarios para comunicarnos, así como la calidad, o tono, de la voz al hablar. Las alteraciones más conocidas son: dislalias, disartrias, disglosia, y disfemia.

Alteraciones en la Audición

Estos engloban todos los trastornos a nivel de nuestro sistema de audición. Hipoacusias (sordera o deficiencia auditiva) es la incapacidad para escuchar los sonidos. Estas se llegan a clasificar según la intensidad de la perdida auditiva (ligera, media, severa, profunda).

Alteraciones en la Deglución

Dificultad en la preparación oral del bolo o en el desplazamiento de la boca hasta el estómago. Esta es conocida como disfagia.

Ahora bien, ¿cómo puedes conocer si tu hijo/a presenta una alteración para llevarlo a un fonoaudiólogo?

Muchas veces los padres ven la necesidad de llevar a sus hijos a un fonoaudiólogo cuando realizan la prueba de ingreso escolar y el psicólogo recomienda una evaluación del lenguaje.

Pero si observas que cumplido los 18 meses tu hijo no habla, o inició hablar pero no llega aumentar su vocabulario y confección de frases. Es recomendable visitar a un fonoaudiólogo.

Muchos padres comparan el desarrollo de su niño con otros niños de la misma edad. Esto es algo que no recomendamos, ya que cada niño tiene su proceso de desarrollo. Cada razón por la cual un niño no está hablando debe ser diagnosticada y corregida a tiempo. Esto ayudará a que no presente retrasos en su desarrollo.

Otra razón para considerar una evaluación con un fonoaudiólogo en el área auditiva, son los resfriados continuos. Ya que estos resfriados crean mucha mucosidad dentro del oído y si pueden generar infecciones creando otitis media (inflamación de la zona media del oído). Estas pueden generar pérdidas auditivas en los niños.

Una detección temprana permite un tratamiento adecuado, la cual podría mejorar considerablemente el pronóstico. Por ello es importante acudir lo más pronto donde un fonoaudiólogo si considera que su niño puede estar presentando alguna dificultad.