Para las que me siguen saben que tengo dos hijos, uno de veinte años y otro de 5, soy colaboradora de la revista hace más de un año, y esta vez me ha tocado escribir uno de los artículos más emotivos.

Por: Ada Cristina Rahn

Porque el rol más importante de mi vida es el ser madre, además de ser el que me ha impulsado a crecer, desarrollarme como persona, como profesional, emprendedora y motivadora. Mi intención en esta oportunidad es compartir parte de mi historia con la finalidad de contribuir en tu etapa como mamá.

Lee también Creando bienestar infantil a través de la meditación

¿Qué se siente tener un hijo de 20 años?

En mi caso profundo orgullo, cada instante se lo hago saber a mí hijo. Previo a su cumpleaños fueron días llenos de muchas emociones juntas incluso que me impedían sentarme a escribir, porque la nostalgia crecía.

Sonará como una tontería, pero cada vez que uno de ellos cumple años suelo hacer un recuento de nuestra historia. En este caso la historia de 20 años me hizo sentir muy conmovida. Sobretodo el hacer consciente que el bebé ya es un adulto y comenzamos una nueva etapa en la crianza.

La maternidad en ambas oportunidades me ha cambiado la vida y me ha llevado a grandes transformaciones personales. Con mi hijo mayor apenas tenía 20 años, estaba llena de miedos, dudas, incertidumbre y una gran responsabilidad; sin embargo, siempre ha sido un gran motivo para superarme.

A pesar de haberme convertido en madre a muy temprana edad nunca fue una excusa para abandonar mis objetivos, he estudiado y trabajado siempre enfocada en darle a mis hijos ejemplo de logros.

Entre ellos haber obtenido mi título de licenciada en Comunicación social, luego un diplomado en mercadeo y ventas. Más adelante me certifiqué como coach, hemos vivido en tres países diferentes y desde hace unos años emprendedora.

Motivo por el cual deseo con estas líneas inspirar y motivar a otras mujeres a ver la maternidad como su mejor momento para CREAR. Ya que esta etapa es donde la mujer suele estar muy creativa y conectada con su esencia.

Inspiración

Si te conectas con tu esencia creativa van a aflorar en ti muchísimas ideas, que luego pueden convertirse en tus mejores proyectos. En mi primer embarazo fue el mejor impulso para graduarme como comunicadora social y desarrollar una carrera profesional maravillosa. En mi segundo embarazo surgió el proyecto migratorio y certificarme como Coach.

Puede interesarte también La fuerza que te inspira a ser mamá por segunda vez

He tenido la fortuna de contar con el apoyo de mi familia, su amor incondicional y ayuda han estado siempre.

Contar con abuelos, padres, tíos, hermanos, primos y amigos que al igual que yo, a muy temprana edad se convirtieron los abuelos en bisabuelos, papás en abuelos, hermanos y amigos en tíos, y ya tenemos 20 años de historias.

Veinte años después como padres sentimos que es el momento donde nos toca CONFIAR, porque es la etapa donde tu hijo ya comienza la adultez; es ahora donde deberá aplicar todo lo aprendido en casa.

Apoyo familiar

Ahora nuestro hijo debe tomar sus propias decisiones que van más allá de elegir  ropa que usará para vestirse. Y para nosotros sentimos que es el momento de demostrar coherencia entre lo que predicas y lo que haces. Porque ahora es un adulto que razona todo desde un punto de vista distinto. Más allá de largas charlas es demostrar con ejemplos todo lo que deseas que tu hijo siga absorbiendo.

Como madre es el momento donde el pichón vuela del nido y es importantísimo que sigan sintiendo nuestro apoyo además de permitirles volar. Es seguir enseñándoles que todos en algún momento nos equivocamos; así como ahora cada decisión tiene una mayor relevancia a más largo plazo en su vida. Si antes era importante nuestra presencia ahora sigue siendo igual.

La mujer como eje de la familia

Nuestro rol es para toda la vida y su trascendencia es infinita, es por ello que en mi emprendimiento: Mujeres infinitas, promuevo a la mujer como eje de familia. Porque somos las progenitoras no sólo de futuros profesionales, empresarios, emprendedores; sino tenemos en nuestras manos a las futuras madres y padres de familia. Nuestras costumbres y ejemplos de crianza van a trascender de generación en generación.

Por lo tanto, las invito a ver la maternidad como una etapa maravillosa, de profunda responsabilidad y trascendencia para la humanidad. Es imprescindible, DISFRUTAR cada momento porque será único e irrepetible. Cada segundo invertido, cada noche sin dormir, cada abrazo; así como cada desacuerdo valdrán la pena.

La maternidad me motivó a desarrollar mis proyectos: el Taller On line Yo Soy Emprendedora y Programa de Coaching Mujer Planificada Vale por cuatro. Ambos tienen el propósito de inspirar y motivar a la mujer a poner en marcha la vida que desean. Toda la información: www.mujerinfinitas.wordpress.com.

Siempre agradecida con Asi Soy Mujer por ser una de mis ventanas para llegar a muchas mujeres. Y así contribuir con su crecimiento y desarrollo personal.

Las quiero mucho, Ada Cristina Rahn

Conoce más de Ada Cristina Rahn aquí