Para hablar con otros siempre es necesario empezar por uno mismo. Y me atrevo a contarles que desde que llegue a la adolescencia soñaba con tener mucha ropa interrior que nunca tuviese que repetir.

Por: Neyla Chifundo.

Crecí con ese deseo efervescente que me atrevo a decir que era obsesivo. Pensé que nunca llegaría el momento en donde encontraría mi vida con tanta ropa interior.

En una búsqueda constante y con fanatismo de tener siempre cosas personalizadas, llegue a la conclusión después de un estudio de mercado profundo NO EXISTÍA EN PANAMÁ una marca de ropa interior ideada para nuestros cuerpos ni cerca de ser exclusiva al punto de tener una en tus medidas, colores elegidos, ni a tu estilo.

Fue entonces cuando al tener dos cosas que profundamente podrían tener mi atención me preguntaba que nombre ponerle a una marca. La cual representara frescura, a una mujer decidida y sin mitos ni tabúes.

Lee también 5 Colores de lencería que debes tener en tu armario

Me atrevo a afirmar que incluso más que vender una marca de lencería quería muchas mujeres aliadas a un movimiento en donde mis clientes llegaran sin pena ni temores.

Una marca para mujeres seguras

Es así como decido darle el nombre de: Sin Vergüenza. A un marca de ropa interior que representaría a una mujer segura de si misma, una mujer que elige su lencería no solo para la ocasión.

Las grandes marcas definitivamente siempre son una apuesta fantástica para tener en nuestro guardarropa. Sin embargo tener ropa interior exclusiva, hecha a mano y que sobre todo sea diseñada pensando en cuerpos como el tuyo, el mío y el de mujeres que nos rodean, sin duda hace que sea más especial.

Puede interesarte ¿Qué dijo mi esposo cuando me vio usando una faja?

Lencería podría vender cualquier, me decían muchas personas. Pero, ¿qué me haría diferente?. Eso solo lo podría descubrir si lo intentaba. Decidí que quería que cada mujer de Panamá por lo menos una vez intentara sentirse Sin Vergüenza.

Conoce más de la línea de lencería Sin Vergüenza aquí y de Neyla Chifundo aquí.